TIC    .NEXT CONFERENCE

Nubes ‘camaleónicas’ con una sola puerta de acceso a los datos

La compañía de software computacional Nutanix apuesta por los centros de datos autónomos y la gestión unificada y simplificada de las distintas nubes

14 MAY. 2019 - Anaheim (EEUU)
11 minutos
El CEO de Nutanix, Dheeraj Pandey, en la .NEXT Conference. / INNOVADORES

Anaheim es un lugar peculiar. En el idílico Orange County californiano y a unos kilómetros de Los Ángeles, se extiende esta ciudad (más grande en tamaño que Barcelona) que se ha hecho popular por dos motivos bien distintos. Primero, por ser sede del primer parque Disney del mundo. Y segundo, por albergar el centro de convenciones más grande de la costa Oeste de Estados Unidos. Precisamente este úlitmo lugar ha sido el escenario elegido por la compañía de software computaciona en la nube Nutanix para reunir a más de 6.000 clientes, socios y periodistas de todo el mundo con los que celebrar su gran evento anual, la .NEXT Conference. Entre todos ellos, INNOVADORES ha sido el único medio español acreditado.

El evento en sí no ha permanecido ajeno a la peculiar miscelánea entre ocio y trabajo que representa la ciudad. El mítico Luke Skywalker (el actor Mark Hamill), la actriz Jessica Alba y el productor y guionista de Los Simpson Mike Reiss han compartido el mismo escenario con decenas de expertos ingenieros y altos cargos de Nutanix y sus empresas aliadas, como HPE o Amazon Web Services. Este mix entre batallitas relajadas de famosos y las cuestiones técnicas más complejas, es una buena metáfora del trasfondo de congreso: una oda a la despreocupación por las cuestiones informáticas y de infraestructura más complejas para poner el foco en el negocio real.

«Si los humanos dirigen todas las máquinas tenemos un problema», dice el CTO de Nutanix

 ¿Cuánto debe preocupar al CEO o al CIO sobre si es mejor la nube pública o privada? ¿Tiene sentido perder tiempo y dinero moviendo aplicaciones de un plataforma de almacenamiento de datos a otra? La respuesta de Nutanix está clara: no. Lo que tiene que preocupar a las empresas es cómo ahorrar costes y responder a sus necesidades tecnológicas de una manera más ágil. No si es mejor utilizar AWS o Azure para una determinada aplicación o cómo gestionar la conexión a los escritorios remotos. La idea está clara: todos entienden ya los beneficios de la nube, pero no todos están preparados para responder a complejas cuestiones técnicas sobre su implementación. Y no tienen por qué.

"Hay mucho ruido en el mercado sobre la nube, la hiperconvergencia,  la interacción persona-ordenador… Queremos hacer esas cosas invisibles, incluso a nosotros mismos", decía en el arranque de la conferencia Dheeraj Pandey, CEO y  cofundador de la compañía. Aunque la propuesta ha ido variando con el tiempo, hoy Nutanix ofrece un software que permite a las empresas gestionar y optimizar al máximo sus despliegues en la nube. En pocas palabras, lo que ofrecen es una capa de programación y personalización (algo parecido a un agregador) en la que cualquier empresa puede unir sus distintas fuentes de datos y procesamiento: sean públicas o privadas y de prácticamente cualquier proveedor. 

Además de trabajar con todas directamente sobre un mismo programa, Nutanix se encarga de analizar y auditar su uso y de señalar el tipo de datos que almacenamos, su origen, su distribución, su antigüedad... y a partir de todo ello, ofrece recomendaciones para optimizarlos. Así, gracias a una de las herramientas estrella de la .NEXT Conference, la plataforma Xi Beam, ofrece un benchmark en tiempo real e indica al usuario en cada momento si es mejor alojar una aplicación o un servicio en determinado proveedor en función de los costes, o si algún servidor concreto está ralentizando nuestro sistema.

"Antes había que ir a la web de cada proveedor y comprobar las actualizaciones y perder tiempo instalándolas. Ahora eso es una ineficiencia que no tiene sentido", criticaba el CEO. El argumento es la base de su propuesta, porque teniendo plataformas como la suya, el usuario ya no tiene que preocuparse por las características particulares de cada proveedor -por ejemplo, de Oracle y de SAP-m sino que en un mismo entorno se controla y automatiza toda la información. 

"La visualización de los datos y la segmentación son cada vez más importantes. Tenemos que hacer las cosas más y más simples para que cualquier empleado pueda beneficiarse de la nube", sentenciaba el CEO. Diseño, simplicidad y mínima fricción con el usuario son sus claves para lograrlo. Una simplicidad, que no siempre es fácil. "A medida que el ecosistema crece se genera complejidad. Y esa es la paradoja contra la que luchamos: la complejidad mata al crecimiento". 

Por eso la hiperconvergencia es la palabra clave de toda su propuesta: la capacidad de migrar información de una nube a otra sin que el usuario lo note. "Las empresas tienen que ser libres para elegir qué proveedor quieren en cada momento y poder arrastrar y soltar toda la experiencia del centro de datos -computación, almacenamiento, redes, seguridad e identidad- de forma automática", decía. "Para eso necesitamos construir servidores más seguros y manejables", le respondía Phil Davis, director global de ventas de Hewlett Packard. "El pay as they go es una tendencia imparable en el consumo y la nube también tiene que prepararse para esto", añadió.

Con todo ello, el futuro de la gestión de servidores cloud se parece bastante para la CIO de Nutanix Wendy M. Pfeiffer al de los móviles. "Lo coges y te conectas a Facebook cuando quieres. Después a Instagram. No son excluyentes y no te preguntas quién los opera. Simplemente dispones de ellos en función de lo que más necesites en cada momento", explica a INNOVADORES.

Es lo que su CTO de Cloud Services, Binny Gill, llama "nubes camaleónicas", con la capacidad de adaptarse a cada situación con una misma apariencia. En este cambio de paradigma, la automatización de los procesos es el gran habilitador, explica Gill. Y todo esto desemboca en loscentros de datos autónomos de Nutanix prestan. Una revisión del concepto de almacenamiento de datos (da igual si hablamos de físicos o en la nube) en la que las propias máquinas (como su software) gestionan la información. 

"Si los humanos dirigen todas las máquinas, tenemos un problema", apunta Gill a INNOVADORES. Cada año hay más máquinas, pero los humanos no se multiplican al mismo ritmo. "En el mainframe, la relación máquina-humano era de 1:10. Con los escritorios personales pasamos de uno a uno. Y dentro de poco la relación será de uno a miles. Los humanos tienen que dormir, pero los centros de datos no". Por eso, augura que sucederá lo mismo que está pasando en el sector consumo: "Siri o Alexa son máquinas y software para controlar a otras máquinas, sin que el humano tenga que preocuparse por cómo lo hacen". Y ese sistema autónomo es el que ellos quieren replicar en la gestión de los datos. 

"Llevo todo el día aquí y todavía no he entendido una puñetera palabra. Pero he venido a hacer mi show», bromeó nada más aparecer sobre el escenario el productor de Los Simpon. Y de eso iba precisamente el tema: de hacer el trabajo de la mejor forma, sin perderse entre complejas operaciones y conceptos.