Entrevistas    Fabricación

Nuevo paradigma de Industria X.0, conectar productos ‘como servicio’

El CEO de Accenture Digital plantea cambiar la fabricación low cost por micro fábricas, con robots e impresión 3D, menos inventario e intermediarios

19 OCT. 2018
10 minutos
El CEO de Accenture Digital, Mike Sutcliff. / INNOVADORES / Accenture

Mike Sutcliff no puede negar que el ‘pequeñín’ de la casa es su ojito derecho. Es el CEO de Accenture Digital, "una pequeña parte de la compañía", dice, con unos 5.000 empleados. Todo el grupo Accenture suma 65.000. Sin embargo, al hablar de ingresos totales, más de la mitad se atribuyen a la actividad digital, ¿asombroso? "Sí, es algo más, del 50% de los ingresos", explica Sutcliff a INNOVADORES. "Pero no es sólo por nuestra actividad. Parte de nuestra tarea es ayudar a todos a ser digitales. Nuestros otros negocios, estrategia, consultoría, tecnología y operaciones están usando todos tecnología digital, para cambiar el modo real de hacer negocios".

Para la tarea fuera de la compañía "tenemos tres negocios diferentes de los que soy responsable. Al primero lo llamamos Accenture Interactivo. Es un negocio de más de 6.000 millones de dólares este año". Su objetivo es "crear la mejor experiencia de cliente que puedas obtener cuando eres cliente de un banco, paciente en un hospital, o un ciudadano interactuando con el gobierno. Accenture Interactiva ofrece experiencias creativas". 

"Tenemos un grupo que no hace otra cosa más que diseñar experiencias interactivas", añade. Se refiere a "Fjord [que tiene una de sus oficinas principales en Madrid], reconocido en la industria como posiblemente el mejor diseñador de experiencias del planeta".  A su segunda actividad la denominan Inteligencia Aplicada. "Miramos al mundo de la analítica y la inteligencia artificial para responder a nuestros clientes cuando preguntan, ¿cómo puedo aplicarlo a mi negocio?" .

"Cada mes se están creando nuevas herramientas y llegan nuevas capacidades al mercado procedentes de compañías como Microsoft, Amazon, Google, Tencent, Alibaba o cualquiera de esas grandes compañías tecnológicas", describe Sutcliff. "¿Cómo aplicamos una tecnología en el mundo de la salud, o una minería, o una compañía química? Tenemos más de 2.500 científicos de datos en este negocio, que es también de más de 6.000 millones…".

Y entonces la conversación llega a su ojito derecho: "Es un negocio más pequeño, de 2.000 millones de dólares, porque lo iniciamos hace un año. Lo llamamos Industria X.0. Necesitamos hacerlo crecer: hay tremendas oportunidades".

Sutcliff explica de dónde sale la X: "Cuando Japón tuvo la idea de mejorar la fabricación, lo llamaron Industria 3.0. Alemania habla de la Industria 4.0. La tecnología digital cambiará cómo fabricamos coches, aviones, productos de consumo… Y nosotros nos preguntamos, ¿qué es lo próximo que viene? ¿Y si tomamos un producto físico determinado, le añadimos sensores, comunicación, capacidad autónoma de computación y tal vez una interface de usuario y lo convertimos en un producto conectado…".

La duda es "si el resultado es un producto mejor por estar conectado. Precisamente estos días Amazon anunció que han creado un microondas compatible con Alexa. ¿Para qué va a querer alguien conectar un microondas? Es un buen ejemplo. Muchos microondas tienen menús y submenús muy sofisticados. Coges algo del frigorífico y lo pones en el microondas para descongelar y luego cocinarlo. Tal vez incluye fideos, que quieres que estén duros, no blandengues… ¿Eres capaz de recordar los códigos del microondas para lograr eso? Ni tú ni nadie. Pero, a un microondas conectado le dices lo que quieres y Alexa lo convierte en instrucciones que el microondas entiende", expresa triunfante.

A partir de ahí, la idea crece ante los ojos iluminados de Sutcliff porque "se extiende al ‘producto como un servicio’ [as a service]. Una compañía como Keurig, puede decir ‘fabricamos cafeteras fantásticas tenemos una gran cuota de mercado; vamos a seguir vendiendo cafeteras y cafés’. Pero quizás la gente quiera suscribirse para el café que le gusta y puede tener un seguimiento de lo que consumen. La máquina conectada sabe cuántas variedades hay, lo que tomas y automáticamente puede ofrecértelo. El producto puede actuar como un servicio. Lo que le hace tener más valor añadido»" 

Y entonces "¿deberemos fabricar mañana igual que en los últimos años?", se pregunta. "En los últimos 20 años el número uno en fabricación económica era Lever y la mejor manera de fabricar low cost era llevarse la producción fuera. Pero hoy tenemos additive manufacturing [impresión 3D], robots, tecnología que podemos añadir a la configuración… Podemos cambiar completamente cómo y dónde fabricar barato. Un cliente me dice ‘yo quiero un ciclo más rápido en el desarrollo y que mi producto esté más próximo al mercado, tener menos inventario y hacer mi producto just in time para los encargos que recibo, en vez de enviarlo desde una localización low cost a cada mercado concreto". 

Sutcliff piensa en "microfactorías, en vez grandes fábricas, y pequeñas células configurables de manera que cada línea pueda fabricar cinco productos diferentes en vez de uno sólo". "Eso es la Industria X.0", añade, "que me lleva a otras preguntas: ¿A qué se parece mi cadena global de suministros? ¿Dónde está mi suministro de componentes, cuántas fabricas necesito, cuánto inventario necesito de mi fábrica hasta el consumidor final, ¿necesito distribuidores o puedo establecer una relación directa con el consumidor y eliminar intermediarios a un coste innecesario en la cadena de suministros?".

Liderazgo absoluto Sutcliff desempeñó un papel clave en el lanzamiento de Accenture Digital en 2013 y ha continuado liderando su evolución. Bajo su mandato, los ingresos de los servicios digitales han crecido hasta los 13.500 millones de dólares. 
Compartir datos de investigación  "Hemos creado una plataforma independiente para la industria farmacéutica. Más de 15 compañías comparten datos y la usan para acelerar pruebas de fármacos. Si hay cinco investigando cánceres variados y cada uno afecta a pocos pacientes, una sola no puede probar una posible cura. Compartiendo, es económicamente asumible", afirma a INNOVADORES el CEO de Accenture Digital Mike Sutcliff.