Agro    PREMIOS

Pascual Startup marca la senda disruptiva de la industria láctea

Alimentación funcional, sustitución de la proteína animal por la vegetal y el análisis sensorial del gusto basado en 'big data' y 'machine learning'

22 JUN. 2018
5 minutos
Tomás Pascual y el ministro de Agricultura, Luis Planas, hablan con los ganadores de los Premios Pascual Startup 2018. / VICENT BOSCH

Para llegar a donde está, la compañía Calidad Pascual ha sido pionera en innovación, pero cada época marca los tiempos, cada vez más acelerados para acompasar el ritmo de vida de las consumer trends. "El método de prueba y error se queda obsoleto, como también innovar en la propia empresa. Ahora, hay que desarrollar ideas, desarrollar emprendedores, aliándote con ellos para hacer innovación dentro de la casa e incluso en algunos casos, siendo socios suyos y participando en sus proyectos desde el principio", afirma Tomás Pascual, presidente de Calidad Pascual.

Las startups desempeñan un papel clave dentro del modelo de innovación abierta. "Falta darles un empujón a estos jóvenes para que pierdan la aversión al riesgo. La nuestra y otras corporaciones tienen la responsabilidad en forzar para que el sistema educativo español incluya el emprendimiento en sus programas. Pascual Startup forma parte de este impulso", según Álvaro Bernad, director de Innovación Disruptiva de la compañía, que ha entregado estos premios ya por tercer año al talento que le ayude a adaptarse con celeridad al futuro inmediato de las demandas de consumo de lácteos. 

Un tercio de las muertes en el mundo se deben a problemas de salud relacionados con el corazón. Dos jóvenes estudiantes de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) han puesto su grano de arena pero en una de las bebidas más consumidas a diario: el café. "Hemos incorporado en café soluble el beta glucano, una fibra de origen natural (cereales, hongos o algunas bacterias) para proteger la salud cardiovascular. Cuore di Caffè también se puede añadir a chocolate y leche. Cuando se consume, se expulsa el colesterol malo, lo que evita que se asimile por la sangre", indica Irene Albero. Ella y Álvaro Maestre han logrado el premio Pascual Startup en la nueva categoría Futuros Emprendedores. 

Un queso sin leche, pero que se aleja completamente de contener aceite de coco y potenciadores de sabor, siguiendo el proceso de maduración tradicional de estos lácteos. Es el producto que la startup Mommus propone: "Tiene como base frutos secos y además, fermentos que se suelen usar en la industria láctea. Responde a la falta de quesos sin leche saludables en el mercado. Su early adopter es el vegano y luego también los intolerantes a la lactosa", explica Cristina Quinto, cofundadora de Mommus, con Juan Ignacio Baracat, galardonados en la categoría de Productos y Servicios Relacionados con la Nutrición y la Salud. 

Los gustos y las percepciones pueden ser pasados por el tamiz del análisis de los datos y la inteligencia artificial. "Somos un laboratorio del gusto que se dedica a realiza análisis sensorial, una disciplina científica que nosotros la hemos convertido en un proyecto ágil, con el que a través de esa tecnología se puede saber por qué y cuánto gusta un producto desde el punto de visto sensorial", cuenta Maruxa García-Quiroga, CEO de Tastelab, spin-off de la Universidad de Santiago de Compostela, premiada en la categoría de Digitalización de Clientes de Pascual Startup.

Sostenibilidad en el papel de usar y plantar
Una empresa puede comunicar de modo sostenible y cumplir con el ejemplo, sobre papel hecho a partir de fibras de algodón reutilizadas sin celulosa ni químicos para blanquearlo. Pero no se le ocurra tirarlo. «Contiene semillas de flores y hortalizas en su composición para plantarse en una maceta o en el jardín y germinar en casa», señala Gala Freixa, cofundadora de la compañía Sheedo, ganadora en Medio Ambiente en la convocatoria Pascual Startup 2018.