Actualidad    PREMIOS EVERIS 2018

Pedro Duque: “Tenemos un gran nivel de ciencia en España, nos falla la transferencia de conocimiento”

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades ha criticado los problemas “de Europa y España en particular” por convertir la investigación en innovación real, durante la entrega de los Premios Everis 2018

03 DIC. 2018 - Madrid
7 minutos
El equipo de Navilens, galardonado en los Premios Everis 2018. / A.I.

Quizás no sea el ministro con más bagaje político (algo que es bueno y malo a partes iguales) y quizás ya se haya visto salpicado por prácticas fiscales de dudosa moralidad. Pero de lo que no cabe duda es que Pedro Duque sigue siendo el ministro más carismático del actual Ejecutivo, despertando la misma simpatía entre el respetable que el día de su nombramiento.

Así fue recibido, sin ir más lejos, en la tarde de hoy durante la entrega de los Premios Everis 2018. En ella, el exastronauta, emprendedor y actual ministro de Ciencia, Innovación y Universidades ha elogiado el esfuerzo de la empresa privada por fomentar el I+D en nuestro país, al mismo tiempo que sacaba pecho del gran trabajo realizado dentro de nuestras fronteras. "Tenemos un gran nivel de ciencia, somos un país puntero en materia científica", dijo Duque, quien tampoco dudó en hacer autocrítica. "Lo que nos falta es dar el paso de la investigación a la innovación, hacer esa transferencia de conocimiento hacia la sociedad y la empresa. Es algo que nos falta en toda Europa y, en especial, en España".

Pedro Duque también afirmó sentirse decepcionado "ante la posición muy por debajo de lo deseable que ocupamos en el índice mundial de innovación. Tenemos las capacidades para poder ponernos al mismo nivel que cualquier país de Europa". Para ello, el mismo hombre que tuvo el honor de observar nuestro planeta desde las estrellas ahora anima a aquellos con proyectos innovadores a acogerse a alguno de los programas públicos de apoyo al emprendimiento en estas lides, más en concreto a los recién renovados fondos del CDTI.

Premios Everis 2018

Y precisamente en los cielos es donde está el proyecto ganador del premio del público en el certamen organizado por Everis. Hablamos de la gallega Alén Space, la primera empresa española que puso un nanosatélite (más pequeños y económicos que los satélites tradicionales, perfectos para construir constelaciones de ellos) en el espacio allá por 2012 y que, el mismo día de Navidad, estará lanzando otro de estos dispositivos -el Lume I, dedicado a la prevención de incendios y la prestación de comunicaciones IoT- más allá de nuestra vista a bordo de una nave Soyuz. 

En cuanto al ganador con mayúsculas de este certamen, reconocido con 60.000 euros, esta distinción recayó en Javier Pita y su empresa Navilens. Se trata de un sistema de señalización patentado que permite, mediante una evolución del código QR tradicional, que las personas con dificultades de visión puedan moverse libremente por espacios interiores (donde no hay GPS) o hacer una vida lo más normal posible en contextos como el transporte público o los aeropuertos.

Su tecnología es capaz de leerse con cualquier móvil desde distancias 12 veces mayores a las de los códigos QR que todos conocemos, en ángulos de hasta 160 grados, sin enfocar directamente y en apenas 0,04 segundos. Motivos de sobra para que ya se esté utilizando esta solución en el metro y bus de Barcelona, así como en tranvías y museos de varios países.

Por su parte, el accésit recayó en la catalana MJN Neuroserveis, una empresa fundada a raíz de que la hija de su CEO -David Blánquez- comenzara a sufrir crisis de epilepsia. "Lo que hacemos es leer los datos cerebrales a través del canal auditivo y pasar esos datos por un sistema de inteligencia artificial para predecir estas crisis", afirma el emprendedor.

Por el momento, se trata de la única herramienta de esta clase certificada para anticipar estos episodios, después de un vasto estudio clínico previo a la puesta en el mercado dentro de dos meses de este dispositivo (similar a un audífono en apariencia). "En el futuro esperamos también poder usar esta tecnología para otras enfermedades, como el Alzheimer o la esquizofrenia", anticipa Blánquez.

El resto de finalistas han sido Somax Systems (en la categoría de biotecnología y salud, quienes han creado una suerte de ecógrafo móvil que cabe en la palma de la mano y se conecta al smartphone del médico), VEnrirotech (en la sección de tecnologías industriales, cuyo propósito es usar bacterias para producir bioplásticos a partir de residuos orgánicos) y FOXid (en la parcela de economía digital, centrada en la verificación de documentos de identidad en cualquier país mediante OCR e inteligencia artificial).