Profesionales    PREMIOS EMPRENDEDOR XXI

Los Premios Emprendedores XXI reconocen la innovación ibérica, con blockchain como protagonista

ENISA y CaixaBank entregan seis premios de 25.000 euros a proyectos ibéricos de innovación con especial atención al ecosistema emprendedor fuera de Madrid y Barcelona.

14 MAY. 2019 - Madrid
5 minutos
Acto de entrega de los Premios Emprendedor XXI

La innovación en España va mucho más allá de los grandes hubs de Madrid, Barcelona o Valencia. Máxime cuando ampliamos el horizonte para fijarnos no sólo en los avances TIC puros, sino también en sus ramificaciones en ámbitos como la agricultura, turismo, sanidad, comercio o finanzas.

Por ello son reseñables los reconocimientos a la labor emprendedora en toda la geografía, ya no española sino ibérica. Es el caso de los Premios Emprendedores XXI, que ya van por su duodécima edición en los que ya se han acelerado 300 proyectos.

En esta ocasión, 961 iniciativas se han postulado para obtener los 25.000 euros de este galardón, otorgado por ENISA y CaixaBank, así como al acompañamiento empresarial de ESADE y la Singularity University o un curso de crecimiento empresarial de la Universidad de Cambridge.

Emprendimiento en estado puro, con dosis mayores o menos de tecnología, pero con una gran base de originalidad, plan de negocio ambicioso y un posicionamiento de vanguardia. Eso es, al menos, lo que buscaban todos estos aventureros de la innovación, entre los cuales se han reconocido únicamente seis ganadores por cada categoría vertical.

En el caso de la agricultura, el vencedor de este año ha sido Seacliq, una plataforma portuguesa basada en blockchain para el comercio de pescado con total rastreabilidad. Su propósito, según explicó su fundador en el evento celebrado hoy en Madrid, es conectar todos los barcos y armadores en el mar con los potenciales compradores en tierra mediante un algoritmo que proporcione un precio justo para unos y otros, eliminando intermediarios innecesarios.

El jurado también lo ha tenido complicado para seleccionar al ganador de la categoría de salud, siendo GlyCardial Diagnostics la opción reseñada por los expertos. Se trata de un spin-off del CSIC y el instituto de investigación Sant Pau que está trabajando en un dispositivo de diagnóstico in vitro para la detección precoz de la isquemia cardíaca y su evolución posterior a esta afección. 

En el turno para el comercio electrónico, ENISA y CaixaBank han destacado a la startup HUUB. Hablamos de una plataforma logística especializada en el sector de la moda, originaria de Portugal, que busca simplificar los servicios asociados al ciclo de los productos en esta segmento de negocio, aprovechando las economías de escala y la trazabilidad de los envíos.

En una cita organizada por una entidad financiera no podía faltar la pertinente reseña a un proyecto fintech. Así pues, la empresa Predictiva se ha hecho con los 25.000 euros gracias a su superbot capaz de analizar e interpretar cualquier discurso espontáneo, de modo que las comunicaciones humanas puedan ser mejor procesadas por parte de los bancos o compañías de seguros.

Dado que la principal actividad económica de nuestro país es el turismo, no se podían pasar por alto las transformaciones tecnológicas que vive este particular sector. En ese sentido, el Premio Emprendedores XXI ha recaído en Tracer, un proyecto madrileño que quiere reinventar el concepto de entradas a espectáculos mediante tecnología blockchain, evitando la reventa abusiva de entradas y el fraude en el sector.

Por último, estos galardones también han contado con una vertiente mucho más genérica, denominada Impact Tech, la cual engloba cualquier iniciativa destinada a la sostenibilidad medioambiental o ayudas a personas con discapacidad. Este particular honor ha recaído en Feltwood, una startup aragonesa que desarrolla nuevos materiales biodegradables y ecológicos, con características similares al plástico o la madera, procedentes de residuos vegetales agrícolas.