Actualidad    INICIATIVA MIDE

Un biosensor para detectar bacterias en los bricks gana el hackathon de IBM, Pascual y Ferrovial

El primer hackathon de la iniciativa MIDE, traslación española de un programa global del MIT concluye con planes para celebrar nuevas competiciones de esta índole y hacerlas extensibles a países como México o Perú.

Alberto Iglesias Fraga
09 MAR. 2018
5 minutos

El proyecto MIC (Monitorización Inteligente para la Calidad), un sistema de detección de bacterias a través de un biosensor en los bricks, ha resultado ganador del primer Hackathon sobre la Industria 4.0 desarrollado por MIDE. Se trata de un prototipo de bajo coste cuya misión no es solo agilizar la detección de aquellos productos contaminados, sino reducir el coste de almacenamiento y optimizar la producción. "Gracias al biosensor, el tapón cambiaría de color en aproximadamente una hora, haciendo un 90% más rápida la detección de bacterias”afirman Cristina Pérez, Álvaro Iglesias, Ignacio Díaz y David Tostón, responsables del proyecto vencedor.

Tres días, 50 estudiantes de la Universidad Politécnica de Madrid, emprendedores y profesionales de empresas como Ferrovial, Calidad Pascual o IBM y un solo reto: plantear proyectos de innovación y transformación digital para los procesos industriales y el consumo energético de estas firmas. Ese era el telón de fondo de la primera iniciativa organizada por el MIDE (Madrid Innovation Driven Ecosystem, la traslación patria del programa REAP impulsado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts) desde su anuncio el pasado mes de enero.

Una puesta de largo en forma de hackathon celebrado en la sede del Gigante Azul en Madrid, donde los jovenes (y no tan jovenes, ya que entre los participantes hay personas que superan ampliamente la mitad de siglo) se han organizado en grupos de trabajo multidisciplinares en los que reciben varias sesiones se mentorización y consejos por parte de los expertos de cada una de las empresas participantes. Los proyectos serán valorados esta misma tarde por el jurado del evento, compuesto por miembros de cada una de las firmas participantes en la iniciativa.  Joseba Arano, director de Gestión ética en Calidad Pascual, ha destacado en ese sentido el enorme potencial de que estas "grandes compañías trabajen de forma coordinada para lograr, mediante la innovación, satisfacer sus necesidades reales de negocio".

Pero lo verdaderamente interesante vendrá después, ya que la iniciativa ganadora obtendrá la posibilidad de presentar sus ideas de industria 4.0 a los responsables del ramo en Ferrovial y Calidad Pascual. Además, y aunque no esté comprometido el interés de ninguna de las partes en impulsar esos proyectos, el grupo ganador también obtendrá algunos premios materiales (como drones) y un espacio para trabajar en The Cube.

En cualquier caso, se trata solo del primer paso de un holding de iniciativas que deberán comenzar a materializarse en los próximos meses. Como confirma Roberto Ocaña, responsable de IBM en MIDE, la idea de la organización es poner en marcha un hackathon de esta índole al menos una vez cada trimestre, pese a que admite que no existen planes concretos para materializar esta idea en un futuro. Igualmente, el profesional de IBM adelanta que están trabajando en nuevas iniciativas, muchas de ellas de la mano de la Comunidad de Madrid, para impulsar la coinnovación y el fomento del emprendimiento en la región.

Aunque quizás lo más ambicioso que Ocaña y sus socios de MIDE tienen en mente pasa por otras latitudes, específicamente Latinoamérica. "Tenemos buena relación con el Instituto Tecnológico de Monterrey, de México, y estamos valorando distintas opciones de colaboración, desde que vengan estudiantes suyos durante algunos meses a emprender aquí -trabajando en The Cube- y conocer nuestro ecosistema, hasta organizar hackathons conjuntos y simultáneos en España y distintos países de América Latina, como por ejemplo México y Perú", detalla el directivo.