I + D    Seguridad

Sensores para detectar agentes químicos en aeropuertos, estaciones y centros comerciales

Un equipo internacional, en el que trabaja una investigadora española del Instituto Universitario de Investigación en Nanociencia de Aragón, desarrolla para los agentes de seguridad estos microdispositivos para la detección rápida en caso de ataque químico

13 JUL. 2018
6 minutos
Estos microsensores se utilizaran en zonas sensibles a ataques como aeropuertos o estaciones de metro. / Ashim Silva / Unsplash

Sensores de respuesta rápida antes amenazas de riesgo químico en zonas sensibles como aeropuertos, estaciones de metro y tren o centros comerciales. Este es el principal objetivo del proyecto internacional de investigación Sensoft: conseguir alternativas que puedan manejar fácilmente los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, así como cualquier otro agente que pueda intervenir en caso de un "potencial" riesgo químico.

Los últimos ataques terroristas ponen de relieve que las áreas con alta concentración de personas, como estaciones de tren y metro, aeropuertos, medios de transporte masivo, centros comerciales, se están convirtiendo en objetivos de grupos terroristas. Por ello, se han puesto manos a la obra un equipo de investigadores que quiere proporcionar a estos agentes "alternativas robustas, fiables, de bajo coste y fácil manejo".

Otro de los retos de este proyecto es establecer una red internacional e intersectorial formada por tres instituciones académicas europeas, tres centro tecnológicos y tres pymes en torno a un programa de investigación conjunto sobre la detección temprana de agentes químicos. en fase gas. en lugares cerrados y no protegidos, con elevada concurrencia de población civil.

El equipo cuenta también con la participación de dos grupos académicos de terceros países (EEUU y Canadá), con experiencia reconocida en sistemas microanalíticos portátiles y modelado de propiedades de materiales para fortalecer el enriquecimiento de ideas y garantizar la viabilidad científico-técnica de la propuesta.

De hecho, los participantes en el proyecto intercambiarán habilidades y conocimientos en este campo y en el de redes de sensores inalámbricas y autónomas, cuyo despliegue masivo proporciona la primera alarma ante cualquier situación irregular.

Sensoft, como se conoce este proyecto cuyo nombre completo es Smart Sensing for Rapid Response to Chemical Threats on Soft Targets, ha conseguido una subvención de 750.000€ euros en la convocatoria Research and Innovation Staff Exchange 2018 del programa Marie Sklodowska Curie Actions de la Unión Europea.

Las tecnologías de detección ortogonal a nivel sub-ppm en fase gaseosa que se estudian en Sensoft tendrán oportunidades de mercado no solo en el campo de la detección temprana de amenazas por agentes químicos, sino también en el campo de salud: diagnóstico de cáncer o enfermedades crónicas mediante detección de biomarcadores en aliento o tejidos; monitorización medioambiental, control de procesos químicos industriales.

Un investigadora española en el equipo

En este equipo de investigación participa la ingeniera química María Pilar Pina, investigadora del Instituto Universitario de Investigación en Nanociencia de Aragón (INA) de la Universidad de Zaragoza.

Su aportación a este proyecto se fundamenta en el empleo de materiales nanoestructurados con propiedades plasmónicas y de adsorción superficial específica para la fabricación de microdispositivos de bajo coste que permiten la detección inequívoca y ultrasensible de las moléculas diana directamente en fase gas mediante espectroscopía Raman SERS.

María Pilar Pina, profesora titular del Departamento de Ingeniería Química y Tecnologías del Medio Ambiente, integrante del grupo de Películas y Partículas Nanoestructuradas (NFP) del INA, recibirá 130.000 euros de la Unión Europea (UE) para poder desarrollar este trabajo, con estancias de movilidad en empresas de Dinamarca, Alemania y Portugal, y en la Universidad de Michigan (EEUU).

Pina investiga desde 2005 en sensores para detectar vapores en concentraciones traza (en el rango de partes por billón y partes por millón). Sus últimos tres proyectos de investigación del plan nacional en el área de Ciencias y Tecnologías Químicas se han centrado en la detección de explosivos (principalmente nitroderivados) y agentes químicos de guerra (principalmente neurotóxicos).