Especial    INNOVAR PARA VIVIR

Simbiosis entre lo físico y lo digital en el retail

Accenture y Trison desvelan en Onda Cero las tendencias tecnológicas en el retail

29 JUL. 2019
3 minutos
José Luis Sancho (Accenture) y Alberto Cánceres (Trison) en ‘La Brújula’ de Onda Cero. / INNOVADORES

Poco a poco al cliente le cuesta más diferenciar cualidades o ventajas del mundo físico frente al digital y viceversa. Y esto es por la simbiosis que se está produciendo en el sector retail entre ambos. Los dos persiguen un mismo objetivo: atraer al cliente, y para ello cuidar la experiencia del consumidor final es clave. Esta combinación con lo mejor de los sistemas tradicional y online está provocando que los grandes operadores, también los del mundo digital, estén buscando ahora tiendas físicas. "Esa es nuestra apuesta: la combinación del mundo digital y físico, que los clientes ya no distinguen porque solo buscan una buena experiencia y que te hagan la vida fácil", puntualiza José Luis Sancho, managing director de Accenture, en 'Innovar para Vivir' el espacio en La Brújula de Onda Cero de INNOVADORES y Accenture.

Más información

Según el estudio 'Ganar en un mundo hiperrelevante' de Accenture, las empresas españolas pierden 40.400 millones de euros en ingresos por no serlo. Pero, ¿qué es un establecimiento hiperrelevante? Sancho detalla que es el que ofrece alternativas diferentes al cliente para adaptarse a su experiencia usando información, datos y analítica. Para ello es necesario crear espacios físicos híbridos, subraya, en los que se entremezcla lo físico con las tecnologías digitales, como las pantallas inteligentes que vemos en las tiendas y que son capaces de reconocer a los clientes, de forma no invasiva y respetando la privacidad. "La inteligencia aplicada al reconocimiento de imágenes puede distinguir si entras con niños en la tienda, por ejemplo, y puede discernir si es relevante para ti un viaje a Disney".

En este sentido, Alberto Cáceres, CEO del grupo gallego Trison, especializado en digitalizar espacios físicos, apuesta por la integración audiovisual, a través de pantallas, y de sistemas de marketing olfativo, así como por replicar las herramientas interesantes del mundo online para los consumidores en los establecimientos.

Sancho matiza que con estas herramientas, por ejemplo, el usuario puede escanear una etiqueta en la tienda para tener más información del producto e, incluso, comprarlo allí mismo para que se lo lleven a casa. Otro ejemplo es el de las promociones personalizadas según las compras del usuario.  En este sentido, Cáceres destaca el papel del internet de las cosas en la ecuación: "Trabajamos en la sensorización y la inteligencia artificial para lograr que esa transición entre los mundo online y físico no la perciba ni sufra el usuario".