Especial    EMPLEO

Sin obligaciones horarias: así trabaja un ‘rider’

¿Qué ventajas y qué desventajas tiene estar vinculado a una compañía como Deliveroo? Dos de ellos nos cuentan cómo es su día a día

Noelia Lázaro
21 MAY. 2019
6 minutos
Un 'rider' de Deliveroo sobre su bicicleta. / INNOVADORES

Alfredo Antonio Barba y Alfredo Contreras no solo tienen en común su nombre de pila. Ambos son venezolanos y desde hace más de tres años trabajan como riders para Deliveroo. Son parte de los 600 repartidores de plataforma digital en Madrid, casi la mitad del total en España, donde a partir de junio estará presente en más de 60 ciudades y grandes localidades. 

La relación laboral de ambos con Deliveroo es como trabajadores por cuenta propia. Son autónomos. Podrían formar parte de la plantilla, es decir, tener un horario de 9 a 18 horas, durante cinco días a la semana y sin poder trabajar para otras compañías. A cambio, disfrutarían de un salario fijo y vacaciones pagadas, pero ambos prefieren la flexibilidad que tienen ahora. De hecho es la razón principal por la que el 85% de los riders eligen este modelo.

"Ahora soy dueño de mi tiempo porque trabajo cuando quiero y tengo buenos ingresos", afirma Alfredo A. Barba, quien antes ya probó suerte como vendedor de seguros y reconoce que no le fue muy bien. La única obligación horaria que tienen con Deliveroo es estar disponibles en los tramos de alta demanda: viernes, sábado y domingo de 21:00 a 23:00. "Esto es algo que me gustaría que mejorara y librar al menos un fin de semana al mes", reconocen. 

En la aplicación que tiene Deliveroo para sus riders cada uno establece su franja de trabajo, por ejemplo, Alfredo A. Barba lo hace de 18:00 a 21.00. "Cuando estoy disponible lo comunico a través de la app pulsando un botón verde". De esta forma el sistema sabe que puede mandarle pedidos para su reparto. Aunque recibir un aviso no significa que tengan que aceptarlo, también hay un botón de rechazo que pueden pulsar hasta 100 veces seguidas. 

"Eso sí –puntualiza Alfredo Contreras–, tienes que justificar por qué: si está muy lejos, no me conviene la zona, tengo una avería en la moto o porque a partir de ese momento ya no estoy disponible. Esto no incurre en ninguna penalización. Yo decido mi tiempo y cómo. Lo único que no puedo dejar de cubrir son las horas de alta demanda. También en ese tiempo se pueden rechazar pedidos, pero el perjudicado eres tú".

Desde que reciben el aviso hasta que lo entregan tardan entre 15 y 20 minutos. El tiempo de espera en el restaurante y el tráfico influyen. "De noche vamos mucho más rápidos y podemos tardar solo entre cinco y siete minutos desde que realizamos la recogida hasta que llamamos a la puerta del cliente", asegura Alfredo Contreras. 

El salario

Cada 1.000 pedidos, acumulan puntos que pueden canjear por equipamiento para realizar su trabajo, como cazadoras o mochilas. Las tarifas que la plataforma paga por cada reparto oscilan entre cuatro y seis euros. Las calcula un algoritmo que tiene en cuenta variables como la distancia desde el punto de recogida al de entrega, las condiciones meteorológicas o el número de repartidores disponibles en cada momento. La media es de 10,5 euros por hora

Los dos entrevistados afirman que se puede ganar hasta 2.500 euros mensuales trabajando de manera intensiva, aunque no es lo habitual. Lo usual es que los riders en España trabajen de media entre 20 y 25 horas a la semana, lo que, según Deliveroo, les supone unos ingresos mensuales de alrededor de 1.200 euros. El 25% de los repartidores autónomos son estudiantes que quieren contar con su propio dinero para sus gastos. 

Durante nuestra conversación, Alfredo A. Barba confiesa que gracias a los ingresos de estos años –no solo de Deliveroo– tiene nuevos planes: "Voy a seguir en la plataforma, pero ahora también voy a abrir mi propio negocio de cocina ciega (empresas de hostelería que solo preparan comida para llevar a domicilio). Y quiero usar Deliveroo para los repartos".

En busca de seguridad Deliveroo recibe a la semana 600 solicitudes para ser un ‘rider’ en España. Los requisitos son estar dado de alta como autónomo, tener una bicicleta o moto y un móvil. Para aumentar su protección, Deliveroo firmó en julio un acuerdo de interés profesional con la Asociación Española de Riders Mensajeros y desde hace un año ofrecen un seguro con diferentes coberturas si sufren lesiones o un accidente durante sus horas de trabajo. Hace unas semanas se publicó en el BOE que pasaban a formar parte del Acuerdo Laboral Estatal de Hostelería.