Actualidad    Evento

South Summit: educación, digitalización humanista y 5G, en la agenda política de la innovación

Los ministros en funciones del Gobierno de Sánchez han dado más información sobre la Digital Future Society, mientras que Casado (PP) apuesta por facilidades de la legislación como las de EEUU en su día para Silicon Valley

02 OCT. 2019 - Madrid
8 minutos
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, junto a la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, a la izquierda de la imagen.

A falta de políticas de consenso sobre el futuro tecnológico e innovador, en plena precampaña electoral el South Summit se llena de opiniones de políticos que pretenden no ser políticas (las opiniones). El presidente del PP, Pablo Casado, arranca su breve parlamento, en uno de los escenarios ‘especializados’, afirmando que no iba a hacerlo en clave electoral, mientras que la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, más osada tal vez, inaugura la cumbre en el auditorio principal afirmando que el PSOE tiene un proyecto a cuatro años “en cuanto se forme el Gobierno”.

Aparte de esas cosas que tiene la política, en las ideas hay muchos puntos en común: la clave está en la educación, despliegue de infraestructuras con el foco en el 5G (“Vamos a liberar espectro”, dice Calviño) y persecución de una “digitalización humanista”.

La ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, que naturalmente habla mucho de esto último, puesto que sus funciones están en la educación, habla de fomentar el STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas por siglas en inglés) “discriminando a las niñas… positivamente”, pero, sobre todo, de “aprender a aprender” y de “enseñar a pensar”, sin memorizar, porque las personas “no pueden competir en memoria con los robots”.

Concentrando un poco lo que las voces políticas tienen que decir ante unas jornadas dedicadas a la innovación estos son los puntos subrayados:

  • Nadia Calviño (ministerio de Economía y Empresa): “Muchos emprendedores crean empresas porque tienen un sueño, no porque no tengan otras oportunidades de trabajo. Es una prioridad clave el proyecto de la Futura Sociedad Digital [recién anunciado], para la transformación poniendo en el centro al individuo, su bienestar y su privacidad. Es un proyecto global sobre la gobernanza del mundo digital en el que todos nos jugamos mucho. Vamos a reunir a los expertos y a las academias para conseguir esa digitalización humanista”.
  • Isabel Celaá (ministerio de Educación y Formación Profesional): “Educación para aprender a responder, generar conocimiento para que los jóvenes sean creadores. En España hay un 22% más de trabajos mecanizables (sustituibles por automatismos) que en el promedio de la OCDE. Nuestro sistema educativo es bueno, pero tiene problemas de recursos. Vamos a llegar hasta el 5% del PIB para 2025. Antes se tenía un puesto de trabajo para toda la vida, ahora hay que prepararse para hasta 12 puestos a lo largo de la vida. Necesitamos un nuevo modelo de enseñanza y aprendizaje. La legislación pone obstáculos para algunos cambios, pero vamos a removerlos. Hay que reformar la profesión de docente. Y a los empresarios hay que pedirles que no se lleven a los estudiantes sin titular. Nuestro plan se basa en cinco principios: los derechos de la infancia; la educación personalizada, no sólo para las discapacidades sino también para los talentos; desarrollo sostenible, para no estar a espaldas de la realidad del planeta; igualdad de género; y cambio digital, que es transversal, desde los tres años de edad hasta la universidad”.
  • Pablo Casado (presidente del PP): “Silicon Valley contó con el apoyo del Gobierno de California y las facilidades de la legislación de Estados Unidos. Queremos que España sea la California de Europa. La educación tiene que enfocarse al bilingüismo y la enseñanza STEM, añadiéndole la A de artes. En fiscalización, que baje el impuesto de sociedades del 20% y del 40% el de la renta. Y reducir la burocracia, necesitamos unidad de mercado. Estabilidad política para la internacionalización. De las 20 grandes empresas tecnológicas, ninguna es europea. Ni los móviles, ni las baterías para los coches eléctricos ni las placas fotovoltaicas se fabrican en Europa. Hay que ver las oportunidades en la disrupción. Queremos ayudar a los emprendedores con una ley de ‘segunda oportunidad’, que el fracaso de un proyecto no los ahogue con las deudas tributarias y a la Seguridad Social. Que los desempleados que emprendan no paguen impuestos en dos años. Es donde podemos influir las administraciones”.
  • Además, el alcalde de Madrid, José Luis Almeida (PP) hizo un canto a los innovadores y a los inversores “que no se conforman con lo conocido”, recordando que en Madrid “a nadie se le pregunta de dónde viene, sino a dónde quiere ir” y anunció la creación de dos aceleradoras, para las que el Ayuntamiento “está buscando sitio”. Quizás en el antiguo mercado de verduras.
  • El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado (Ciudadanos) declaró el propósito de “convertir a Madrid en la región más avanzada y más innovadora de Europa”, detallando que hay en ella más de 11.000 investigadores, un programa ‘Startup Madrid’ y una consejería que aúna las competencias de ciencia, universidades e innovación. Su conclusión fue la expresión de un deseo para los emprendedores presentes en la Summit: “Que salgáis de aquí con una inversión debajo del brazo”.