Salud    Grants4APP

Startups para la era del ‘consumidor de salud’

Bayer apuesta en su concurso anual de ideas en el ámbito de la salud por soluciones que ayudan al usuario a vigilarse y evitar la enfermedad

02 SEP. 2018 - Berlín (Alemania)
7 minutos
Startups seleccionadas para el programa Grants4Apps de Bayer, esta semana en Berlín. / INNOVADORES

Los seguros que ofrecen condiciones especiales a aquellos clientes que se mantienen más activos físicamente ya son una realidad. Si nos ponemos del lado de quienes hacen de asegurar los tratamientos médicos un negocio, puede entenderse que cubrir a un sedentario no puede costar lo mismo que a quien va y vuelve todos los días del trabajo andando. Lo que era un sueño para las empresas del sector ahora es una realidad como consecuencia de la monitorización de nuestros movimientos, actividades y parámetros vitales gracias a innumerables apps, wearables y dispositivos que nos controlan día a día. Ahora, tu móvil sabe, como mínimo, cuánto andas, cuándo, con qué frecuencia y cuánto tiempo duermes.

En España el uso de estos datos por parte de las aseguradoras no es masivo todavía pero fuera de nuestras fronteras hay empresas que, por ejemplo, ofrecen bonos (descuentos, entradas) a aquellos empleados que superan los 10.000 pasos diarios. ¿Qué implica todo esto? Que el paradigma ha cambiado. Y que si antes nos poníamos enfermos y le pedíamos explicaciones al médico, ahora el responsable de tu salud eres tú. Tan simple y tan transformador como eso.

En Bayer son conscientes del enorme negocio que reside en la suma de información (no sólo la que el usuario genera, sino toda aquella a la que tiene un acceso impensable hace unas décadas sobre nutrición o ejercicio, por poner dos ejemplos) y la tecnología.

Por eso, de las seis startups que este año ha escogido para su programa de aceleración Grant4Apps -de entre más de 1.800 candidaturas de 70 países- la mitad ponen el foco en el control del usuario sobre su salud. "Estamos viviendo un proceso democratización de la medicina", apunta a INNOVADORES Eugene Borukhovich, responsable a nivel mundial de la innovación en el área de salud. El experto prefiere hablar de "consumidores de salud" antes que de "pacientes". Y tiene lógica: porque el objetivo de todas ellas es evitar (o más bien retrasar) que lleguemos a padecer alguna enfermedad gracias a nuestra acción consciente.

Un ejemplo es el chip que convierte nuestros inodoros en inteligentes desarrollado por la española S-There Technologies. El dispositivo se coloca en su interior y es capaz de analizar la orina y ofrecer en la app conectada información relevante sobre la glucosa, las proteínas, el nivel de hidratación, las posibles infecciones de orina o la propensión a padecer diabetes del usuario... sin que este tenga que hacer nada más que ir al baño.

Poniendo el foco en la nutrición y en la cada vez mayor atención que se le presenta, la británica OME trabajará con Bayer para desarrollar un programa conjunto de prevención personalizada de hipertensión. La startup ya ofrece un sistema de monitorización y coaching del estado de salud del usuario. Para ello piden al principio del proceso análisis de sangre, de microbioma intestinal y de marcadores genéticos. Después la aplicación los combina con todos los datos diarios que recoge del resto de dispositivos del usuario y ofrece objetivos y planes personalizados de alimentación y ejercicio para conseguirlos adecuados a las características de cada usuario.

De la prevención desde el móvil también se encarga la alemana Zencorlabs, una solución no invasiva que proporciona una estimación indirecta de la presión diastólica, lo que permite la detección temprana de una insuficiencia cardíaca. ¿Cómo? Combinando el pulso que recoge tras colocar el dedo en el sensor de la cámara de fotos y el flash con los datos que recoge del «silbato especial» al que se debe soplar durante 27 segundos. Toda esa información se combina en una aplicación que nos indica cómo está nuestro corazón y nos alertará en caso de riesgo.

Entre los otros proyectos seleccionados figuran Agamon (una plataforma para facilitar la estructuración y uso de los datos clínicos), KipAptic (un sistema que ayuda a la recuperación de los accidentes cardiovasculares mediante realidad virtual) y Cyclica (una plataforma en la nube para acelerar el desarrollo de medicamentos).

"¿Cuánto más digitales podemos ser en la salud?", se preguntó durante la presentación de Grant4Apps Sebastian Guth, mentor del programa. "Mucho más". ¿La receta de Bayer para lograrlo? "Bioquímica, ciencia de datos e ingeniería unidas", señaló.

El premio Las startups seleccionadas reciben 50.000 euros de financiación y la oportunidad de trabajar 100 días en la sede de Bayer Berlín. 18 ya han pasado antes por el programa y 15 han terminado cerrando contratos o proyectos concretos con la multinacional.