Especial    ESPECIAL

Suma se adhiere al Pacto Mundial de Naciones Unidas y refuerza su compromiso con la sociedad

El organismo de la Diputación de Alicante ha incorporado en su gestión los Objetivos de Desarrollo Sostenible para contribuir a mejorar el entorno, el medio ambiente y la sociedad en la que desarrolla su actividad

03 MAR. 2019
6 minutos

Suma Gestión Tributaria, organismo autónomo de la Diputación de Alicante, ha formalizado su adhesión al Pacto Mundial de Naciones Unidas y se ha convertido en la primera institución pública de la Comunidad Valenciana en incorporar a su gestión los Objetivos de Desarrollo Sostenible, un llamamiento universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas disfruten de paz y prosperidad.

De esta manera, a través de su política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), Suma ha querido dar un paso más en su compromiso con los ayuntamientos a los que presta servicio, los ciudadanos, sus proveedores, empleados y empleadas, el medio ambiente y la sociedad.

En el marco de su objetivo estratégico de contribuir a mejorar tanto su eficiencia como el entorno y la sociedad en la que desarrolla su actividad, Suma inició en 2017 las gestiones para promover su adhesión a la Red de Pacto Mundial de Naciones Unidas. Tras más de un año de trabajo, y gracias a la colaboración de todo su equipo humano, el organismo ha diseñado su política de RSC y una estrategia a corto y largo plazo para los próximos años.

Para ello, su estrategia de RSC ha puesto en valor el camino recorrido en estos años y ha establecido nuevos objetivos para aumentar la transparencia en la gestión, fomentar la cultura de ética pública y gestionar los impactos sociales, ambientales y económicos.

La adhesión a Pacto Mundial de Naciones Unidas ha implicado analizar, entre otras cuestiones, cómo sus acciones contribuyen a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Medio ambiente y sostenibilidad

Por ejemplo, con respecto al objetivo relativo a gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad, Suma contribuye a través de su programa “Adiós al papel”, con el que actualmente se ahorran más de 160.000 folios al año y se establece una meta de ahorro de 500.000 folios en 2030.

Asimismo, Suma desarrolla otras medidas para promover un uso racional del papel como la compra de papel reciclado, con Eco-etiqueta y libres de cloro, y la puesta en marcha de cambios en la tramitación de procedimientos para ahorrar en impresiones. Solo en 2017 se reciclaron 20 toneladas de papel, lo que supuso aproximadamente 300 árboles salvados y 46 toneladas de CO2 no emitidas.

En cuanto a eficiencia energética, Suma dispone de más de una treintena de acciones de diversa índole para luchar contra el cambio climático. Con ello se ha logrado una reducción del consumo del 10% en los últimos 5 años y se plantea reducir el consumo de energía por empleado un 20% hasta 2030.

Igualdad y conciliación familiar y laboral

En materia de igualdad, el organismo cuenta con un Protocolo para garantizar un espacio libre de acoso y un Plan de Igualdad desde 2016, cuyo objetivo es coordinar esfuerzos en la promoción de una sociedad más igualitaria. Una de los objetivos fijados en su estrategia de RSC es avanzar en la corresponsabilidad entre mujeres y hombres en el ámbito laboral y privado, facilitando la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de los trabajadores y las trabajadoras de Suma.

Lucha contra la desigualdad

En cuanto a gestión de la diversidad, y para contribuir el objetivo de erradicar la desigualdad, Suma cuenta con más de un 33% de personas con discapacidad en su plantilla. Además, tiene contratados algunos de sus servicios externos con Centros Especiales de Empleo, entidades sin ánimo de lucro cuya plantilla debe estar compuesta al menos en el 70% por trabajadores con discapacidad y que tienen como objetivo conseguir la realización personal, laboral y económica de los mismos.

Voluntariado social

En materia social, el Voluntariado de Suma, un proyecto que nació hace dos años, ha promovido con éxito numerosas causas sociales, como la recogida de material escolar para un colegio de Togo, la recaudación de fondos para Cruz Roja, la aportación de alimentos y juguetes para Cáritas, o la participación e impulso de eventos en la lucha contra enfermedades como el cáncer, entre otras acciones.