TIC    Política

Twitter y Facebook toman partido en Hong Kong

Los dos gigantes sociales bloquean perfiles con prácticas ‘engañosas’ y detectan que detrás había personas vinculadas al Gobierno chino

06 SEP. 2019
4 minutos
Manifestantes en una de las protestas en Hong Kong contra la Ley de Extradición. / Dave Coulson Photography / Shutterstock.com

Primero fue Twitter anunciando el bloqueo de 936 cuentas originarias de la República Popular de China, con el argumento de que formaban parte de "una operación coordinada respaldada por el Estado" dirigida a "sembrar la discordia política en Hong Kong". Después, Facebook siguió sus pasos cerrando cinco cuentas, siete páginas y tres grupos con miles de seguidores que cumplían el mismo fin.

De este modo, las redes sociales toman partido en las protestas que se están sucediendo en esta ciudad desde hace tres meses contra el proyecto de ley de extradición, que permitía la entrega a China de personas acusadas de cualquier tipo de delito. Estas manifestaciones han generado la mayor crisis política y social en el territorio, con protestas y disturbios.

A pesar de que este jueves la presidenta del Gobierno autónomo de Hong Kong, Carrie Lam, anunciara el abandono definitivo de esta normativa, los manifestantes persisten en sus protestas porque temen que Lam retome este proyecto más adelante. De hecho, ya hay nuevas convocatorias de concetraciones para este fin de semana en las que se exigen reivindicaciones prodemocráticas.

Y ahora ya cuentan con el respaldo de grandes empresas como Twitter, que ha bloqueado cuentas alegando que estaban "intentando, deliberadamente y específicamente, sembrar la discordia política en Hong Kong e incluso socavando la legitimidad y las posiciones políticas del movimiento de protesta". 

Las justificaciones de estos bloqueos se sostienen en que son perfiles que han "violado los principios fundamentales sobre los que se construye nuestra empresa" y que se recogen en las políticas de manipulación de la red social. Así, la compañía puntualiza que estas prácticas no son algo nuevo: "Estas estrategias engañosas han existido durante mucho más tiempo que Twitter. Se adaptan y cambian a medida que el terreno geopolítico evoluciona en todo el mundo y a medida que surgen nuevas tecnologías".

En este mismo sentido, se pronuncian desde Facebook para alegar los motivos de los cierres de diferentes perfiles. Detras de estas estrategias se esconden "una serie de tácticas engañosas, incluido el uso de cuentas falsas, algunas de las cuales ya habían sido desactivadas por nuestros sistemas automatizados, para administrar páginas que se hacen pasar por organizaciones de noticias, publicar en grupos, difundir su contenido", entre otras prácticas.

Así, las cinco cuentas, siete páginas y tres grupos cerrados consiguieron que "alrededor de 15.500 cuentas siguieran a una o más de estas páginas y alrededor de 2.200 perfiles se unieron al menos a uno de estos grupos", según los datos que ofrece Facebook en un comunicado.

Nathaniel Gleicher, responsable de la política de ciberseguridad de esta red social, incide en que algunas de las personas que había detrás de esta actividad fraudulenta "intentaron ocultar sus identidades, nuestra investigación encontró vínculos con personas asociadas con el Gobierno chino".

"Continuaremos vigilantes", advierten desde Twitter para alentar a sus seguidores.