Industria    MOTOR

Así es el autobús público gallego con biogás fabricado al depurar aguas fecales

Funciona con gas natural renovable generado en una depuradora y pretende reducir los costes y la contaminación

21 FEB. 2019
4 minutos

Transformar aguas fecales en biogás, que se comprime en cuatro depósitos de 90 litros situados bajos los asientos de un autobús. Así se mueve este transporte público que cubre la línea A Coruña-Sada. Es ecológico, más barato y solo necesita una materia prima que tiene un suministro asegurado, destacan fuentes del centro tecnológico EnergyLab, que ha ayudado a desarrollar esta tecnología junto con Naturgy y la empresa pública depuradora Edar Bens.

Tras unos días conduciendo este bus de biogás, los conductores no han notado ninguna diferencia: el mismo rendimiento, la misma potencia. “Aún estamos controlando los datos, pero ya hemos visto que han bajado los consumos”, asegura Arturo Míguez, gerente de Cal Pita, empresa de autobuses que cubre esta línea. Esta línea transporta 1.200 pasajeros al día y recorre unos 80.000 kilómetros al año, lo que implica reducir muchas toneladas de contaminación al año.

No se emiten partículas a la atmósfera, menos carbono, óxidos, azufre, y CO2”, explica David Meana, responsable de Movilidad Sostenible de EnergyLab. El bus sube tres veces a la semana a Bens a repostar a la gasinera, donde tarda unos 10 minutos en cargar los 50 kilos de gas, que está a un precio mucho más bajo que el gasóleo.

En realidad, se trata del primer transporte público de España que funciona con gas natural renovable fabricado en una depuradora, explican los responsables de este proyecto que han podido ver cómo se ha hecho realidad este autobús, que aunque presentaron el pasado mes de octubre ha tardado unos meses en superar la ITV por las novedades que contenía. 

“Un autobús con pasajeros requiere la máxima seguridad. Estos vehículos son a gasoil, no están preparados para gas y hay que modificarlos, por lo que se requiere legalizar y homologar cada pieza y que un laboratorio y el Ministerio de Industrial emitan sus informes para enviarlos a la ITV", señala Meana. Además, indica, se ha tenido que hacer "una pequeña modificación" en el depósito y una nueva homologación para verificar que dicho cambio no afecta la estabilidad y a la instalación de los depósitos.

Este transporte por ahora es de energía dual, parte gasóleo y parte biogás (están casi en mitad y mitad), y se trabaja para lograr incrementar este porcentaje. “Aunque es una tecnología de transición, el futuro es que sean ya buses de fábrica para gas, sin tener que transformar los de gasóleo". Otra ventaja de esta energía es que no tienes que pagar multa por pasarte con las emisiones, porque no las hay. “Esto demuestra que la economía circular es económicamente rentable, crea puestos de trabajo y reduce la contaminación”, apunta el director de la EDAR Bens, Carlos Lamora.