Actualidad    PROTOTIPO

Un brazo robótico para cargar el coche eléctrico

Este dispositivo desarrollado por la Universidad Tecnológica de Graz (Austria) permite la carga en serie de automóviles en varias posiciones de estacionamiento en pocos segundos

11 SEP. 2018
5 minutos
El prototipo diseñado para la carga rápida y adaptativa de vehículos eléctricos. / FTG - TU Graz

Si el coche eléctrico va a salvar el planeta, primero tiene que solucionar su principal hándicap: cargarlo. Así lo ha pensado un equipo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Graz (Austria), que ha creado un sistema para cargar este vehículo 'verde' de forma mucho más rápida. Ni más ni menos que con un brazo robótico. Así, el usuario no tiene ni que conectar su coche manualmente a la estación. De eso se encarga el robot, que usa cámaras para detectar la toma de corriente. El resultado, "una carga para largas distancias en pocos minutos". 

Desde la universidad explican que este brazo robótico permite la carga en serie de automóviles en varias posiciones de estacionamiento.  Según las previsiones que destacan, la demanda mundial de vehículos eléctricos aumentará bruscamente: en 2025, se espera que el número de matriculaciones de vehículos nuevos alcance los 25 millones por año. Y esto requerirá nuevas soluciones técnicas para la infraestructura de carga: debe llevarse a cabo rápidamente y, en la medida de lo posible, sin la participación del conductor.

Y así, surge como respuesta este sistema, que se ha desarrollado en colaboraciñon con BMW y que está diseñado para su uso con enchufes de carga estándar, lo que significa que no se necesitan adaptaciones específicas del vehículo.

"Por primera vez hemos encontrado una forma de recargar automáticamente varios vehículos, uno tras otro, utilizando una estación de carga robótica, sin la necesidad de adaptar los vehículos”, explica Bernhard Walzel, responsable de la investigación. El brazo robótico funciona aunque el coche no esté estacionado en la posición exacta y también puede operar en distintas condiciones de luz, al aire libre y en interiores.

Automatización

Un desafío importante que enfrentaron los investigadores durante el desarrollo fue dar respuesta a la programación e integración de la tecnología de sensores para identificar la posición exacta y el tipo de vehículo y enchufe de carga. Gracias al trabajo en estrecha colaboración con el Instituto de gráficos por ordenador y visión en la misma universidad, el sistema de carga robótica fue equipado con varias cámaras. Estas reconocen la posición y el tipo de la toma de carga e informan al brazo robótico dónde enchufar el cable de abastecimiento a partir de "un complejo sistema mecatrónico compuesto por sensores, cinemática de robots y elementos de control".

La tecnología desarrollada en Graz está diseñada para la carga automatizada de alta capacidad de vehículos electrónicos, proporcionándoles energía suficiente para cubrir largas distancias y empleando tan solo unos segundos en el repostaje. Tal carga de alta capacidad requiere enchufes y cables innovadores refrigerados por líquido, que se pueden conectar fácilmente al vehículo utilizando el sistema de carga rápida controlado por bot. Esta tecnología proporciona una solución que podría implementarse para el estacionamiento y la carga totalmente automáticos de vehículos electrónicos en el futuro.