Salud    CONECTIVIDAD

Un ‘digital therapeutic’ en casa para el cálculo renal

La solución de la empresa catalana es la primera que permite monitorizar a pacientes que sufren piedras en el riñón, una enfermedad que afecta al 10% de la población mundial

15 OCT. 2018 - Barcelona
8 minutos
Rosendo Garganta, CEO y fundador de Devicare, durante una charla en un evento. / INNOVADORES

La litiasis, o lo que popularmente se conoce como la formación de piedras en el riñón, afecta a alrededor del 10% de la población mundial, y un 1% ingresa en urgencias cada año por cólico nefrítico. En España, esta cifra es de más de 400.000 personas. Europa y Latinoamérica registran aproximadamente los mismos datos, sin embargo, en la región de Oriente Medio este porcentaje se disparany se sitúa en torno al 30% de la población. 

Se desconocen los motivos exactos de esta cifra tan elevada, pero la genética, la alimentación y la climatología son tres variables a tener en cuenta. "Está comprobado que los cambios en la dieta mediterránea han contribuido a acelerar las cifras de esta enfermedad en España", comenta Rosendo Garganta, fundador y CEO de Devicare, la única compañía en el mundo que está desarrollando terapia digital en urología. 

"Expertos en epidemiología alertan de que esta enfermedad puede afectar en torno al 30% de la población mundial entre el 2025 y el 2050", advierte. Esto es debido a los cambios dietéticos, una menor hidratación, una vida más ajetreada o el incremento de la temperatura en el planeta, con el consecuente aumento del gasto para los sistemas públicos de salud. "Los costes de tratamiento de esta enfermedad son muy altos. En Estados Unidos, supera al del cáncer de próstata". 

De todas las enfermedades asociadas al pH de la orina, Devicare está enfocada en la litiasis. Ofrece una solución de terapia digital completa, un concepto que está entrando con fuerza en el ámbito de la salud, sobre todo en Estados Unidos. Las compañías de este nuevo sector desarrollan productos digitales que permiten sacar al paciente crónico del hospital y dotarlo de herramientas tecnológicas para monitorizarlo desde el domicilio. Cualquier producto de digital therapeutics está enfocado para cambiar hábitos del paciente, dieta y estilo de vida, y provocar una buena adherencia al tratamiento que le ha sido prescrito.

"Uno de los grandes problemas es que la mayoría de los pacientes crónicos no toma correctamente la medicación, incluso cuando se trata de un paciente oncológico. Los datos nos dicen que el 80% del gasto en salud se dedica a la atención de los pacientes crónicos y que en el mejor de los casos solo un 40% de éstos tienen una buena adherencia al tratamiento. Si tenemos en cuenta que las dolencias más comunes tienen un porcentaje de adherencia todavía menor, es necesario aportar una solución", explica. Y la tecnología permite automatizar el seguimiento de un paciente, el primer paso para evitar las visitas al consultorio o las hospitalizaciones. 

Devicare está desarrollando una solución tecnológica que consiste en la monitorización y el manejo del pH de la orina de los pacientes. En 2017 lanzó al mercado el monitor Lit-Control pH Meter, un dispositivo que permite medir el pH de la orina desde casa. "Es una herramienta necesaria, pero no suficiente, y paralelamente lanzamos tres complementos alimenticios que permiten modular el pH de la orina. Cuando el paciente no tiene el pH correcto puede tomarse uno de estos complementos oralmente y modularlo. En forma de cápsula, estos complementos también incorporan una serie de ingredientes que inhiben el proceso de cristalización urinaria", explica Garganta. 

Ahora están focalizados en la parte digital de la solución, que esperan lanzarla en forma de piloto en 2019. "Cuando el monitor esté digitalizado, enviará los datos a una aplicación móvil y el paciente recibirá recomendaciones médicas, de estilo de vida, recordatorios para las tomas de la medicación o recetas. Se trata de que no olvide el tratamiento y ayudarle a cambiar de hábitos". La comercialización está prevista para 2020, de la mano de una empresa farmacéutica.

Ganganta es fundador único de Devicare. Su implicación surgió analizando una serie de patentes de la Universidad de las Islas Baleares, concretamente del Laboratorio de Investigación de Litiasis Renal, capitaneado por el equipo del doctor Félix Grases. Algunas de ellas llamaron su interés y llegó a un acuerdo para explotar los derechos. A partir de aquí, Devicare inició su andadura, en la que han colaborado el centro tecnológico Eurecat, la Universidad Politécnica de Catalunya, el Centro Nacional de Microelectrónica del CSIC y la propia Universidad de las Islas Baleares.

Una expansión meteórica Devicare investiga, fabrica y comercializa. Fundada por Garganta con una inversión propia de 250.000 euros, cuenta hoy con una plantilla de 25 personas. "Trabajando de manera coordinada y con mucho esfuerzo hemos sido capaces, en cinco años, de tener unos productos en el mercado, todos certificados y disponibles en farmacias de 20 países. Es una experiencia muy bonita de transferencia de tecnología de la universidad al mercado, con la colaboración de hasta cuatro centros de investigación", apunta. En Latinoamérica, donde se encuentra en siete países, y en la región de Oriente Medio anotan su crecimiento más espectacular.