Agro    Agritech

Un sensor que alerta al ganadero del comienzo del parto de sus vacas

En España, 700 granjas cuentan con este dispositivo desarrollado por una startup irlandesa

07 MAR. 2019
3 minutos
Moocall Calving Sensor es el dispositivo para alerta del inicio del parto. / Moocall

Monitorizar los movimientos de las colas de las vacas, provocados por las contracciones del parto, y recopilar cientos de datos por segundos. Esta es la función de un sensor que avisa al ganadero del inicio del parto, con el fin de intentar reducir la mortalidad de las reses.

La alerta, con un 95% de precisión, salta cuando estos movimientos alcanzan cierta intensidad durante un periodo de tiempo determinado, entonces el dispositivo detecta que se acerca el momento del nacimiento y envía un SMS al ganadero.

Se llama Moocall Calving Sensor y es un desarrollo de la startup irlandesa Moocall, que cuenta con el respaldo en España de Enterprise Ireland. Este dispositivo llegó al mercado en enero de 2015 y desde entonces se han vendido más de 30.000 sensores en 61 países. Solo en España, 700 granjas ya confían en esta tecnología, señalan fuentes de la startup.

¿Cómo surgió esta idea? Uno de los fundadores de la empresa, Niall Austin, perdió una novilla y a su cría en un parto difícil. Austin tenía la teoría de que un dispositivo para medir el movimiento de la cola de las vacas podría predecir el inicio del parto, algo que finalmente pudo constatar junto a sus socios Michael Stanley y Emmet Savage.

“Actuar a tiempo marca una gran diferencia en la prevención de enfermedades en los terneros, y se traduce en una disminución del 7% en la tasa de mortalidad. El simple hecho de estar presente en el parto para ayudar al animal o, si es necesario, llamar al veterinario, tiene un impacto beneficioso en su salud y bienestar”, explican desde esta startup.

Premios Este dispositivo ha sido nominado a diversos premios internacionales, entre los que destacan el galardón al mejor producto tecnológico en la feria LAMMA de Reino Unido, el galardón de diseño del British Design Museum, el Red Dot y el Grand Prix de los Irish Design Awards.