Actualidad    Internet de las cosas

Una empresa catalana crea un sensor que identifica los mosquitos transmisores de enfermedades

Este sensor óptico se coloca en una trampa y funciona como una biblioteca 'cloud', en la que se recopilan todos los datos

28 ENE. 2019
3 minutos
Es una trampa que captura el insecto y lo identifica de manera automática gracias a un sensor óptico. / Innovadores

La empresa catalana Irideon ha creado un sensor inteligente que identifica mosquitos transmisores de enfermedades. Este dispositivo consiste en una trampa que captura el insecto y lo identifica de manera automática gracias a un sensor óptico, que analiza diferentes parámetros del insecto, como la manera de volar, la forma de su cuerpo o su velocidad.

"Nuestro sensor es capaz de contar los mosquitos que caen en la trampa, identifica la especie y si es macho o hembra y elabora una especie de huella dactilar que se envía en tiempo real a los técnicos especialistas a través de conexión GPRS o wifi", explica el responsable de negocio de la empresa especializada en servicios de Internet de las Cosas (IoT), Joâo Encarnaçâo.

Irideon, que ha ideado este dispositivo gracias al apoyo de ACCIÓ, la agencia para la competitividad de la Generalitat, está desarrollando la fase piloto del proyecto en colaboración con diversas instituciones, como la Agencia de Salud Pública de Barcelona o el Centro de Investigación en Sanidad Animal (IRTA-CReSA), para prevenir la transmisión de enfermedades a través de los mosquitos, según informa la Generalitat.

Encarnaçâo asegura que Irideon tiene identificadas las especies de mosquitos más peligrosas, como es el caso del mosquito tigre, que puede transmitir enfermedades, como por ejemplo la causada por el virus Zika. "Nuestro dispositivo funciona como una biblioteca 'cloud' donde se recopilan todos los datos que identifican estas especies y estamos trabajando para mejorarlo e incorporar más especies de mosquitos presentes en todo el mundo", indica el directivo.

La compañía sostiene que esta información puede ser útil a todas las instituciones implicadas en la prevención y la actuación ante epidemias propagadas por mosquitos, como instituciones de protección de salud pública u hospitales.

La empresa, fundada en 2014 y con cinco trabajadores, está trabajando con posibles socios internacionales y en la reincorporación de otros sistemas de telecomunicaciones que conecten su dispositivo con las centrales de los organismos que tratarán los datos, según el departamento de Empresa y Conocimiento.