Salud    

Vanuatu, el primer país que usa drones comerciales para distribuir vacunas

19 DIC. 2018
3 minutos
Una de las enfermeras poniendo una vacuna a un niño de Vanuatu. / INNOVADORES

Vanuatu, una nación insular en el Pacífico Sur, se ha convertido en el primer país en usar drones comerciales para distribuir vacunas, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). Cate Heinrich, jefa de Comunicación de Unicef para el Pacífico, ha indicado a Efe que el primer envío ha tenido lugar este martes 18 de diciembre y el primer beneficiado ha sido Joy Nowain, un bebé de un mes, que ha recibido la vacuna contra la tuberculosis y la hepatitis B en una aldea remota.

El dron, de la compañía australiana Swoop Aero, ha llevado un paquete de vacunas a una zona donde no hay lugares idóneos para preservar este tipo de medicamentos en la isla Erromango, al sur del archipiélago. Un total de 13 niños y 5 mujeres embarazadas han sido vacunados gracias a este primer envío.

El aparato ha sobrevolado 40 kilómetros de un área montañosa desde el lado occidental al oriental de la isla y ha trasladado las vacunas en una caja de poliestireno con hielo y un indicador electrónico para medir la temperatura. Las vacunas son muy vulnerables al cambio de temperatura, lo que dificulta su distribución en países como Vanuatu, una archipiélago con más de 80 islas a lo largo de 1.300 kilómetros con comunicaciones precarias. "Casi el 20% de los niños del país -uno de cada cino- no reciben vacunas esenciales" debido a la dificultad del transporte, según Unicef.

Ha habido en el pasado envíos de suplementos médicos en dron en otros lugares del mundo, pero la novedad en este caso es que es el primero que se realiza de manera comercial y se convertirá en un servicio estable en el país. "Esta es la primera vez que un Gobierno ha contratado a un operador de drones para específicamente repartir vacunas (...) Abre la puerta a un modelo sostenible y que puede aplicarse en otros lugares, al mismo tiempo le da a la industria del dron mucha más credibilidad", ha afirmado Heinrich.

Este proyecto del Gobierno de Vanuatu cuenta con la colaboración de Unicef, el Gobierno australiano y el Fondo Global para Luchar contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria.