Comercio    

Walmart patenta un sistema para espiar a sus trabajadores

La solicitud ha sido aprobada por la Oficina de Marcas y Patentes de EEUU pero aún no está claro si se implementará ni cuándo

17 JUL. 2018
3 minutos
Una línea de cajas de una de las tiendas Walmart en EEUU. / singh_lens / Shutterstock.com

Unos sensores distribuidos en la tienda captarán el sonido para poder escuchar lo que dicen los trabajadores –y también los clientes– a partir de un análisis de los datos del audio recogidos. La idea del gigante de la distribución Walmart es conectar este sistema en la zona de las líneas de cajas, según la descripción que se muestra en la patente solicitada por la compañía.

El objetivo de este sistema, según se recoge en el documento de la patente, aprobada ya por la Oficina de Marcas y Patentes de EEUU, es ahorrar costes y mejorar la forma en la que se atiende al cliente. A pesar de estar aprobado el sistema, la cadena de supermercados aún no ha declarado si lo va a implentar ni cuando.

“La eficiencia y el rendimiento de los empleados puede ayudar a reducir los costes de la tienda, así como a aumentar la satisfacción de los clientes”, aseguran en la solicitud desde Walmart. Por ello, añaden, “el seguimiento de las métricas de desempeño de los empleados garantiza estos realicen sus trabajos de manera eficiente”. Y una de las forma de seguir este rendimiento es “el uso de un sistema que incluye sensores de sonido cerca de los terminales de punto de venta”.

Con los datos de audio se puede medir el rendimiento de una tienda y de sus empleados

El circuito de control del sistema de Walmart está configurado para recibir sonidos desde los sensores de sonido, recopilar estos datos de audio e incluso correlacionar esos datos con la señal de un empleado para determinar una métrica de rendimiento del trabajador.

Con el sistema se intentará diferenciar los sonidos que emiten los clientes, los empleados, las conversaciones entre ellos, sus movimientos por la tienda… Este análisis de los distintos tipos de audios que se recopilan servirán para determinar el rendimiento de la tienda y de sus empleados.

Por ejemplo, los sensores pueden capturar el crujido que generan las bolsas al abrirse para controlar la cantidad de bolsas que se usan en una compra determinada, al relacionarse con los pitidos al escanear de productos y de la transacción. Incluso, el sistema puede registrar el sonido que realiza el empleado al colocar productos en la bosa, para ver cuántos coloca en la misma.