Comercio    Regulación

Y tras el GDPR, el nuevo lobo digital se llama SCA

La normativa sobre pagos online entra en vigor en septiembre: la economía europea podría perder 57.000 millones porque las empresas aún no están preparadas.

13 JUN. 2019
4 minutos

Preocupa mucho la entrada en vigor a partir de septiembre de la Autenticación Reforzada de Cliente (SCA), que introduce una serie de cambios en el sistema de verificación de la identidad del usuario al realizar el pago, de modo que impactará con fuerza en el e-commerce. Según un estudio de 451 Research y Stripe, la economía europea podría perder 57.000 millones de euros en los primeros 12 meses de la entrada en vigor de la nueva normativa.

Y los datos no son nada halagüeños: apenas quedan tres meses para la SCA, pero tan solo el 40% de las empresas que conocen la existencia de SCA afirman que se sienten preparadas para cumplir con sus requisitos. "La mayoría de las empresas va a contra reloj" para cumplir con la norma y el 44% espera estar lista el día exacto en que SCA entre en vigor, es decir, el 14 de septiembre.

SCA tendrá un impacto "desproporcionado" en las pequeñas empresas: tres de cada cinco empresas con menos de 100 empleados no están familiarizadas con la normativa, "no planean cumplir con la norma antes de septiembre o no están seguras de cuándo estarán listas". Esto contrasta con las grandes empresas, de más de 5.000 empleados, en las que sólo uno de cada 25 profesionales de pago no lo sabe.

"La SCA es, sin duda, el acontecimiento más disruptivo que afectará al e-commerce y muchas empresas -especialmente las más pequeñas- aún no han entendido su enorme impacto. Nuestro estudio indica bajos niveles de preparación y, lo que es más preocupante, una falta de conciencia de cómo SCA transformará la forma en que los consumidores europeos comprarán online", explica Jordan McKee, analista de 451 Research.

Sólo el 47% de los consumidores europeos considera que el proceso de pago online actual es "muy fácil" y los clientes más atractivos para las empresas en internet suelen abandonar las compras cuando se encuentran con una experiencia de pago deficiente. Por ejemplo, el 74% de los compradores de la generación Z ha abandonado una compra online en los últimos seis meses debido a una mala experiencia de pago. Por otro lado, más de la mitad de los compradores online (52%) que abandona una compra termina completando la transacción con la competencia.

Por ello, según los expertos, en este contexto de baja tolerancia del consumidor a un diseño de pago deficiente, "es probable que SCA empeore las cosas". El 73% de los compradores desconoce los nuevos requisitos de autenticación que se aplicarán a la experiencia de pago online desde septiembre. "SCA aumenta la probabilidad de que los compradores abandonen los carritos de la compra cuando se encuentren con obstáculos inesperados para realizar sus compras cotidianas, como el pago de taxis, el pedido de alimentos y la suscripción a servicios de televisión y música".

Datos Los resultados de este estudio parten de 500 encuestas realizadas a profesionales de pago cualificados en empresas online y 1.000 consumidores en España, Reino Unido, Francia, Alemania y Países Bajos.