I + D    DEPORTE

Ya rugen los motores de los datos: las tecnológicas buscan también la pole en MotoGP y Fórmula 1

Aunque el talento de los pilotos sigue siendo esencial, cada vez más parte del éxito de los equipos en las carreras de Fórmula 1 y motociclismo reside en la tecnología digital, compañías como IBM, Microsoft, Accenture, Dell, Pure Storage o NetApp compiten duro

9 minutos
Este fin de semana comienzan los torneos de F1 y MotoGP

Este fin de semana y el próximo que nos aguarda en el calendario son muy especiales para todos los aficionados al deporte de motor. No en vano, se da el pistoletazo de salida a las dos principales competiciones del mundo sobre ruedas: por un lado, la Fórmula 1 (que echa a rodar en Melbourne) y, por otro, el campeonato de MotoGP, cuya primera carrera se disputa en Qatar.

Es ahora cuando se despejan las dudas de pretemporada y se comprueban los avances técnicos que cada equipo ha logrado en invierno. Unos avances que, cada vez más, tienen que ver con el uso de Big Data. No en vano, un solo coche de F1 genera alrededor de 1 Tb de datos en un solo fin de semana de carrera, con lo que su análisis puede ser determinante para adelantar a los rivales y alzarse con el título.

La escudería de referencia en el Gran Circo, la que lleva reinando en las pistas los últimos cinco años, es Mercedes. La casa germana siempre ha destacado por la extraordinaria potencia de sus motores y lo cuidado de su aerodinámica, pero el verdadero secreto de su éxito radica en la tecnología digital que subyace bajo la carrocería. Como todos los equipos, Mercedes emplea simulaciones tanto de cada componente que incorporan al vehículo como de las propias carreras, con el fin de adaptarse mejor a las distintas circunstancias que pueden suceder sobre el asfalto y tomar mejores deciisiones en tiempo real. 

Pero estas simulaciones no siempre han sido tan rápidas. El propio equipo ha reconocido en múltiples ocasiones que necesitaba hasta tres días para ejecutar uno solo de estos cálculos, en los que intervienen millones de factores. O, lo que es lo mismo, apenas una simulación cada fin de semana de competición. Pero gracias a los avances en capacidad de computación y la incorporación de nuevas modalidades de almacenamiento más ágil, Mercedes ha conseguido reducir este plazo a apenas un día. Como es obvio, Mercedes no realiza toda esta labor solo con su equipo TIC, sino que se ha aliado con distintos partners tecnológicos que le ayudan en estas lides. Es el caso de Pure Storage, responsable de cambiar en 2015 los sistemas de almacenamiento de disco a nuevos sistemas flash , más fiables y rápidos. También está en nómina de Mercedes Tibco, empresa especializada en Big Data que ha proporcionado la plataforma de análisis de información sobre la que poder transmitir e interpretar datos predictivos del comportamiento del vehículo que pilotan Lewis Hamilton y Charles Leclerc.

Un Big Data mayúsculo que se obtiene a partir de los cientos de sensores que monta cada uno de los Fórmula 1 que salen al circuito cada fin de semana. Y con vehículos corriendo a más de 300 km/h, transmitir estos datos a los sistemas del equipo en el pit lane se convierte en una misión crítica. En esa línea, Mercedes trabaja con Qualcomm para implementar redes más veloces usando la banda de 60 GHz frente a la de 5 Ghz que se veía usando hasta el momento. Gracias a esta evolución, la escudería germana ha conseguido transmitir información a 1,5 Gbps, tres veces mayor de lo que venían obteniendo hasta el momento. Y es que cualquier milésima de segundo marca la diferencia cuando la corona está en juego.

Sus antiguos aliados de McLaren, donde milita el español Carlos Sainz, tampoco son ajenos a esta revolución digital. En esta ocasión, la firma británica cuenta como aliado con Dell Technologies, que además de haber patrocinado al equipo en los últimos cursos también interviene en la asistencia en el diseño y la fabricación, las operaciones de pista, el sistema de telemetría, los ecosistemas críticos para la seguridad, el almacenamiento, el programa de e-sports y de simulación, la interacción con los aficionados y la experiencia de los invitados. 

Esta misma escuadra también contó, en la época en que Honda era su suministrador de motores, con IBM como socio tecnológico. En este caso, Fernando Alonso se beneficiaba de la tecnología de Internet de las Cosas e inteligencia artificial del Gigante Azul para monitorizar los más de 160 sensores incluidos en el bólido, analizar la información procedente de los mismos y optimizar el rendimiento del vehículo. Además, gracias a este análisis del Big Data, los de Woking podían mejorar la eficiencia del combustible o decidir los mejores ajustes en cada parada en boxes.

Otro equipo que ha tenido kmucho sabor español es Renault, donde compitieron tanto Alonso como Sainz en el pasado. La escudería gala  ha dotado de 200 sensores a sus Fórmula 1, que debido a distintas combinaciones acaban por conformar más de 20.000 canales virtuales de información. Para gestionar semejante volumen de datos, Renault optó por Microsoft y su solución cloud Dynamics 365 for Operations, de modo que son capaces de almacenar y analizar todos estos datos sin tener que enviar sus servidores alrededor del mundo para las 21 carreras en las que compite cada año.

También en MotoGP

Pero el uso intensivo de las nuevas tecnologías digitales no es exclusivo de la Fórmula 1. De hecho, la gran competición que comienza este fin de semana, MotoGP, también es fiel usuaria de herramientas analíticas y de inteligencia artificial.

Quizás el equipo más destacado en este terreno sea Ducati, el cual trabaja con Accenture, MegaRide y NetApp a la hora de gestionar su motor analítico a medida, capaz de realizar predicciones de rendimiento, visualización de datos complejos en tiempo real. Para ello, Ducati utiliza la información procedente de los 100 sensores de IoT colocados en las motos, así como la base de datos de carreras anteriores, simulaciones por ordenador y otras fuentes.

Competiciones eléctricas 2019 será el primer año en que, en paralelo a los dos grandes campeonatos, viviremos la emoción de las dos y cuatro ruedas en sendos torneos de vehículos eléctricos. Así, a la ya asentada Fórmula E se une ahora la disputa de la primera edición de MotoE, la versión movida con energías limpias y que contará con la presencia de Sete Gibernau.