Entrevistas    biotecnología

Zoetis secuencia el genoma completo de la vaca lechera

La secuenciación del genoma de la raza Holstein es un paso científico que puede provocar un salto en la industria láctea. Hablamos con el vicepresidente para Europa del Sur

César Marcos
09 MAY. 2018
8 minutos
Unas vacas en una explotación lechera. / INNOVADORES

La cita se le atribuye a Louis Pasteur, químico y bacteriólogo francés: "La medicina cura al hombre, la medicina veterinaria cura a la humanidad". Los veterinarios y la industria de sanidad animal son un engranaje fundamental para diagnosticar y prevenir las zoonosis, que se pueden transmitir a los seres humanos. Además, luchan contra las enfermedades animales a golpe de inversión en investigación y desarrollo.

Zoetis, compañía líder en salud animal a nivel mundial, encabeza la clasificación de empresas del sector en esfuerzo investigador. Se trata, en todo caso, de productos novedosos para distintas especies, en ámbitos relacionados con nuevas terapias, como aquellas basadas en los anticuerpos monoclonales, nuevas vacunas para la prevención de enfermedades y nuevos sistemas de predicción, como pruebas genéticas que anticipen el futuro comportamiento de los animales en lo relativo a producción, resistencia a enfermedades o bienestar animal.

Hallazgo clave

"En concreto, en lo que se refiere a vacuno de leche, tenemos un importante dosier dedicado al cuidado de su salud y bienestar", asegura Félix Hernáez, vicepresidente senior de Zoetis Europa del Sur y director general para España, por lo que la compañía ha apostado por secuenciar el genoma de referencia completo de la vaca de producción lechera por excelencia, la Holstein, con el objetivo de entender mejor las bases genéticas de los diferentes fenotipos de vacuno lechero.

Este avance impulsará la eficiencia, sostenibilidad y rentabilidad del sector vacuno lechero

"Un gran avance, sin duda, para la mejora de la salud, bienestar y productividad de los rebaños, que impulsará la eficiencia, sostenibilidad y rentabilidad del sector vacuno lechero".

De hecho, este hallazgo es el origen de nuevas y sencillas herramientas genéticas de uso en granjas comerciales desde la primera semana de vida de las novillas, que ponen a disposición de los ganaderos los resultados genómicos de más de 70 rasgos de producción, salud y tipo, así como varios índices compuestos. 

"Teniendo en cuenta que el coste que supone una novilla desde su nacimiento hasta que empieza a producir ronda los 1.800 euros, esta herramienta, que nos ofrece toda la información sobre el potencial productivo y de resistencia a enfermedades de los animales desde una edad muy temprana, permitirá al ganadero identificar e invertir desde el primer momento en aquellas novillas que más aporten desde el punto de vista genético y productivo al futuro de la explotación", indica Hernáez.

Secuenciar un genoma supone determinar el orden exacto que ocupan las bases (Adenina, Guanina, Tiamina y Uracilo) dentro de la estructura helicoidal de un ADN específico. En vacuno, son 30 pares de cromosomas, esto es, ordenar cerca de tres millones de bases. Solo se disponía del genoma de una vaca de carne, concretamente de raza Hereford, secuenciado en 2009, pero era insuficiente para explicar la diferenciación genética completa de una especie.

Hasta ahora solo se disponía del genoma de una vaca de carne, la de raza Hereford

El trabajo a nivel genómico en hembras de vacuno lechero comenzó en 2012 y ha aportado una evolución enorme y rápida en este sector productivo. Tradicionalmente, se vienen utilizando toros mejorantes para inseminación artificial de hembras de las que no se tiene información genética real. El ganadero se limita a suponer una buena producción lechera en base al pedigrí del animal.

Es, por ello, que esta nueva herramienta genética permitirá a los ganaderos identificar las novillas de mayor potencial y cruzarlas con los mejores sementales acelerando así en años el progreso genético de las explotaciones comerciales de vacuno de leche.

"Además, se va a poder ayudar a las vacas de leche a vencer las enfermedades tan importantes como la mamitis, la neumonía o las cojeras", sostiene Francisco Fueyo, director de la Unidad de Negocio de Rumiantes y Equino de Zoetis en España.

Pionera solución

El desvelo por las mascotas se acentúa en el cuidado de su estatus sanitario y crece la inversión de sus dueños en cuidados veterinarios. Las industrias de sanidad y nutrición animal han visto cómo el segmento de perros y gatos contribuye con unos 256 millones de euros al total de su facturación en 2017, con más del 27%, solo por detrás del todopoderoso porcino, según Veterindustria.

Más en concreto, los animales de compañía suponen en la actualidad un motor de crecimiento importante para Zoetis, con unos ingresos consolidados en este segmento de 2.226 millones de dólares a nivel operacional, lo que supone un incremento del 14% respecto a 2016.

Como ejemplo de su foco en innovación, Zoetis ha sido pionero a nivel de la Unión Europea en poner en el mercado la primera terapia con anticuerpos monoclonales en veterinaria, destinada concretamente al tratamiento de la dermatitis atópica canina, que afecta a uno de cada 10 perros y su incidencia no deja de aumentar.

"Se trata de terapias ya instauradas en medicina humana que hasta ahora, por falta de viabilidad y desarrollo tecnológico, no han podido instaurarse en salud animal y que tienen un gran futuro para la medicina veterinaria", explica Hernáez. La compañía inicia así una nueva era en salud animal, marcada por este tipo de terapias dirigidas que pueden ser diseñadas de manera muy específica, y con grandes posibilidades en el campo de la oncología o el tratamiento del dolor, entre otros.

ADN innovador La multinacional destinó el pasado año 380 millones de dólares a investigación y consiguió, gracias al trabajo de los más de 1.000 investigadores que componen su red de I+D, 200 aprobaciones para productos nuevos y para innovaciones sobre otros ya existentes.