Entrevistas    REDES 5G

ZTE ofrece su ciberlaboratorio de Roma como enlace para que Europa verifique toda la compañía

El otro gigante chino de las redes y la telefonía marca distancias con el caso Huawei y apuesta por seguir colaborando con marcas como Google

Fernando Labrador (EFE)
20 JUN. 2019
8 minutos
Stand de ZTE en el CES. / shutterstock.com

 El vicepresidente de ZTE y jefe para Europa Occidental de la empresa, Hu Kun, ofrece su nuevo laboratorio de ciberseguridad en Roma para que las instituciones reguladoras y académicas europeas comprueben lo que necesiten "para verificar toda la empresa", con acceso directo a la sede central en China.

Es un "mensaje de total transparencia" que transmite el vicepresidente de ZTE en una entrevista en València, donde esta semana se ha celebrado el Global 5G Event, una conferencia mundial con cientos de expertos sobre la quinta generación de las telecomunicaciones. En la entrevista, Hu reconoce que ZTE ya investiga en la futura sexta generación (6G), y no descarta un sistema operativo propio para sus móviles -como hará Huawei próximamente-, aunque su preferencia es "cooperar con el sector" y mantener Android.

"La idea es no estar aislados", añade Hu respecto a su ofrecimiento de colaboración total, cuando sobre ZTE pende el veto estadounidense a tecnológicas chinas a partir de agosto y después de que la empresa ya abonara el año pasado a Washington una sanción de unos 1.570 millones de euros, que le llevaron a unas pérdidas en sus resultados de 2018 de 921 millones de euros.

Hu explica que el ciberlaboratorio abierto en Roma hace un mes tiene empleados locales y quiere que sirva para que todas las partes implicadas en la actual confrontación internacional entiendan que "ZTE no necesita esconder nada", incluso en lo referido a la tecnología de sus equipos para 5G.

"Queremos que desde el laboratorio romano se pueda chequear a los empleados en China", insiste, e invita "a todos los gobiernos y a cualquier institución académica para que si un investigador quiere usar el laboratorio de ciberseguridad sepa que será bienvenido para realizar el test que desee".

Ante su eventual exclusión de Android, Hu recuerda que ese software de Google es "el principal junto al IOS" de Apple, aunque añade que "desde hace muchos años se buscaron alternativas, como Nokia, Samsung en el pasado, o Firefox" y cree que "eso va a continuar". Dice que para ZTE "lo primero es integrarse y cooperar con la mayoría del sector industrial", si bien advierte: "por supuesto que una alternativa (de sistema operativo) está siempre en el mercado".

Huawei prepara el sistema HongMeng (registrado para Europa como Ark), según informaciones periodísticas, pues la empresa no desvela su proyecto.  Del mismo modo, Hu rechaza dar detalles a Efe sobre los planes e inversiones de ZTE en un posible software alternativo a Android, al igual que tampoco comenta sus investigaciones en la futura 6G, aunque sí las confirma.

"Sí, ya investigamos en 6G, si no empezáramos ahora, iríamos tarde", asiente el vicepresidente de ZTE. El pasado enero la compañía LG abrió un centro de estudios sobre 6G en Corea del Sur y en el mismo país hace dos semanas fue desvelado un instituto de investigación creado por Samsung, mientras que el Ministerio de Industrias y Tecnologías de la Información de China indicó el pasado noviembre que 2020 sería el inicio de la carrera por el 6G, para alcanzar 1 terabite por segundo a partir de 2030. 

ZTE no ha esperado a 2020, acorde a la afirmación de Hu, quien dice no estar autorizado a dar más información al respecto y señala que son "líderes en 5G" porque comenzaron "a investigar muy pronto" y que esa misma senda recorren ya con el 6G. 

"Es un sector muy intensivo y se necesita siempre más tiempo, más dinero y mucha experiencia pasada para poder tener éxito en el futuro", expone, tras presumir de que Zhong Xing Telecommunication Equipment (ZTE) dedica en torno al 12 % de sus beneficios anuales a investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), lo que "da continuidad y estabilidad a la empresa".

Acerca de las pérdidas de la compañía en 2018, Hu destaca que "el crecimiento regresó" y tras un cuarto trimestre de ese ejercicio con 36 millones de euros al alza, el primero de este año "ha sido realmente bueno", con unos beneficios netos de 103 millones.

Asimismo, avanza que ZTE está cerca de firmar un acuerdo comercial para el despliegue de infraestructuras de 5G en Eslovaquia, que se unirá a los alcanzados en Italia, España, San Marino, Austria y Bélgica y tras los más de 40 convenios a los que llegó en Europa para 4G.

El jefe del gigante tecnológico chino para Europa Occidental (aliado con Orange en España desde 2011) comprende que los operadores de telecomunicaciones sean prudentes en sus inversiones en 5G, a la espera de calcular "cuánto dinero puede retornar", así como de otros factores, como las subastas de espectro.

En cualquier caso, ofrece alianzas comerciales, como "uno de los pocos fabricantes que pueden proveer esta tecnología en el mundo, en todos sus aspectos, desde equipos de radio a terminales" y que es "muy activo en contribuciones a la industria", tanto en patentes como en la estandarización. EFE