Industria    A RITMO DE STARTUP

Los materiales compuestos de esta empresa española se ofrecen a relocalizar industria

AEONT es una empresa española que simplifica la producción de piezas de material compuesto para automóviles, aeronaves o bienes deportivos

6 minutos
Una pala de pádel, producida con tecnología de AEONT.

La crisis del coronavirus ha dejado algunas lecciones a aprender en multitud de áreas, desde la gestión de salud pública hasta las medidas de teletrabajo. Pero, especialmente, ha constatado la falta de recursos europeos (y españoles) para fabricar productos industriales en una situación crítica como era esta pandemia. Esta lacra es el resultado de décadas de deslocalización, en las que se han ido llevando estas capacidades a países de Indochina con mano de obra barata; algo que podría revertirse si triunfan las voces que defienden la reindustrialización y la relocalización de esas mismas fábricas en el Viejo Continente.

Toda esta tendencia ya la vieron en 2014 Alejandro Abou-Assali Rodríguez y enrique Chacón, los fundadores de la startup AEONT. "En ese momento, detectamos un sector en el que la deslocalización era especialmente grave, y que además tenía un gran potencial de desarrollo: la fabricación de piezas de material compuesto, que está basada en procesos manuales, lentos y caros, que además producen con una calidad difícil de controlar", explica el primero. "Este fue el problema que tratamos de resolver durante cuatro años, primero por nuestra cuenta, y luego con el apoyo de la Universidad Politécnica de Madrid, hasta que en 2018 demostramos la viabilidad de la tecnología y entramos en el programa de incubación de la Agencia Espacial Europea del que surgió la empresa actual".

En estas lides, AEONT ha desarrollado una tecnología con la que se puede producir un producto semiacabado de alto valor añadido con una mejorada calidad de la pieza final a la vez que reduce sus y flexibiliza sus costes de inversión. "La clave es que podemos darle forma a la fibra con calidad y rapidez en un proceso industrial, lo cual no se ha hecho hasta la fecha", añade Abou-Assali. "Se puede aplicar a automoción, aeroespacial, bienes de consumo, equipamiento deportivo, motos, casi cualquier pieza fabricada con materiales compuesto".

La empresa acaba de finalizar su fase de prototipado y está ya instalando la línea de producción, con el objetivo de empezar la fabricación en serie en 2021, centrados al principio en los bienes deportivos. "Hemos apostado fuertemente por el sector de las bicicletas eléctricas, en el que el potencial es inmenso. Una de las ventajas de usar nuestra tecnología en este sector es que podemos traer la producción, actualmente centrada en China y Taiwán, de vuelta a Europa. Actualmente estamos en negociaciones con un fabricante de bicicletas eléctricas que produce en España, y esperamos sacar el producto a la venta en 2021", añaden desde AEONT.  "Por otro lado, contamos con una solución para el sector del pádel, en el que también simplificamos la producción y mejoramos la calidad. Hemos fabricado varios prototipos con éxito, y esperamos comercializarlo a finales de este año 2020, dependiendo de cómo afecte la crisis del coronavirus a las ventas del sector".

Las ventajas de apostar por esta tecnología en clave local no son solo palabras vacías. Por ejemplo, en el sector de las bicicletas, este sistema es capaz de ahorrar más de 10 horas de fabricación por cuadro de carbono. "Además, el hecho de tener la producción cerca, les permite un mayor control del producto, lo cual es especialmente importante en este tipo de piezas de material compuesto, muy propensas a defectos de fabricación si no se hace con cuidado", presume Alejandro Abou-Assali Rodríguez.

AEONT ha recibido el apoyo de instituciones como la Universidad Politécnica de Madrid, el centro de Incubación de Empresas de la Agencia Espacial Europea, el Parque Científico de la Universidad Carlos III de Madrid, o el IMDEA Materiales. En total ha recaudado más de medio millón de euros y sus fundadores tienen previsto ir a rondas de financiación superiores cuando comiencen con la comercialización en masa. Una tarea en la que están inmersos los siete profesionales que conforman AEONT en estos momentos; plantilla que también se espera aumente conforme vaya avanzando el año.