Especial    Innovar para vivir

Salud digital frente a la cronicidad y el envejecimiento

En Innovar para vivir se analiza, junto a Accenture y el servicios de salud de la Comunidad de Madrid, las tecnologías que se utilizan para lograr una medicina personalizada, predictiva y de precisión

02 DIC. 2019
4 minutos
Juan Ramón Lucas, María Luz de los Mártires (Comunidad de Madrid) y Pablo Sánchez (Accenture). / INNOVADORES

Esta semana en Innovar para vivir, el espacio de Accenture en La Brújula de Onda Cero en colaboración con Innovadores, se ha centrado en la salud como foco de atención en la transformación digital, ya sea desde aspectos tan fundamentales como el registro médico electrónico hasta los más innovadores como el diagnóstico o la asistencia al médico en su labor. INNOVADORES Juan Ramón Lucas, María Luz de los Mártires (Comunidad de Madrid), y Pablo Sánchez (Accenture).

María Luz de los Mártires, directora general de Sistemas de la Información y Equipamientos Sanitarios de la Comunidad de Madrid, destaca herramientas propias de la digitalización del sector, como la "historia clínica electrónica, la factura electrónica y módulos que facilitan el acceso al ciudadano, teniendo en cuenta retos como el envejecimiento de la población, la cronicidad y las nuevas terapias avanzadas".

"Vamos hacia una medicina personalizada, predictiva y de precisión y para eso necesitamos sacar el valor del dato para ver a qué paciente va a beneficiar más de un tratamiento", explica De los Mártires. Así, son esenciales avances en inteligencia artificial y big data para el desarrollo de esta nueva era sanitaria.

Por su parte, Pablo Sánchez, managing director de Sanidad en Accenture, resalta que el momento tan prometedor de la salud digital se debe a tres factores como son "la madurez de la propia tecnología, la sostenibilidad del sistema sanitario y la búsqueda de la eficiencia y, el más importante, es que estamos hablando de salud y todos como seres humanos tenemos esa aspiración".

Respecto a la madurez del sector medtech, Sánchez hace hincapie en un dato: en el primer trismetre de 2019 las startups vinculadas a la salud digital captaron más 4.000 millones de dólares, lo que le sitúa a la cabeza de prácticamente todas las industrias.

No en vano, un estudio de la propia Accenture destaca que el 40% de los españoles considera que la salud digital resulta esencial en la gestión sanitaria. En este sentido, Sánchez subraya la comodidad que supone para el usuario/paciente: "Que podamos acceder a nuestra historia clínica a través de una app móvil, que podamos pedir una cita en nuestro centro médico sin tener que acudir físicamente o poder realizar una consulta con nuestro médico por videoconferencia está rompiendo la barrera física que suponía juntar en una misma habitación al paciente y al médico".

La privacidad de los datos es una de las reticencias de los pacientes. "Hay que hacer partícipe al usuario de que es responsable de decidir con quién, cómo y cuándo comparte estos datos en medio de la promiscuidad digital que existe en la actualidad", apostilla Sánchez.