Entre Bits y Chips    Móviles

Samsung continúa reinando y lanza más móviles de gama media

El aumento del número de terminales de gama media, el conocimiento y la confianza en la marca y el frenazo de Huawei le permiten a Samsung respirar con tranquilidad.

4 minutos

Durante 2019, el fabricante coreano se hizo con el 35% del mercado de móviles de menos de 600 euros, lo que se entiende por gama media. Su primer competidor se quedó con el 23% y el segundo con el 19%. Es decir, que Samsung lidera la gama media holgadamente.

Aunque no lo reconozcan y se limiten a contestar que esto es el resultado de hacer las cosas bien durante años, a nadie se le escapa que el boicot de la administración Trump a Huawei ha tenido que ver en los resultados. Pero una buena parte del éxito se debe a que este último año Samsung ha reforzado su gama media incluso con un terminal de tecnología 5G, el A90.

La gama A precisamente ha sido la más exitosa. Para muestra sirven los datos de GFK: el A50 ha sido el terminal más vendido en España el año pasado, el A40 fue el segundo y el A70, el quinto. Y quien domina la gama media, domina todo el mercado, al menos en unidades: el 83% de los móviles que se venden en nuestro país son gama media, son los que cuestan por debajo de 600 euros, aunque suponen el 55% del mercado en valor.

Sumando los tres terminales citados, A40, A50 y A70, España es el segundo país que más ha vendido en Europa tras Alemania.

Le han sacado tan buen partido a la serie Galaxy A que nada más comenzar el año ya están anunciando dos nuevos terminales, el A51 y el A71, ambos en ese rango de precio por debajo de los 600 euros. Y bastante por debajo. El primero ya está disponible por 369 euros, mientras que el A71 llegará a las tiendas el 3 de febrero a un precio de 469 euros.

Ambos terminales comparten algunas tecnologías de las series superiores, los Galaxy S o Note. Por ejemplo, la seguridad de KNOX, el reconocimiento facial o el lector de huellas bajo la pantalla. Los dos modelos montan la misma pantalla "infinita", una Super Amoled Full HD+ (2.400 x 1.080 píxeles), la cámara frontal de 32 millones de píxeles y apertura f/2.2, 128 gigas de almacenamiento interno, ranura para dos tarjetas SIM y bandeja para tarjeta micro SD (hasta 512 gigas).

Se diferencian en el tamaño: 6,7 pulgadas para el A71 frente a las 6,5 del A51, el procesador, aunque en ambos casos se trate de modelos de ocho cores, la RAM, seis gigas frente a cuatro y, fundamentalmente, en la resolución de la cámara principal.

Si bien ambos terminales llevan cuatro cámaras traseras: principal, gran angular, macro y sensor de profundidad, la resolución en el caso del A71 sube hasta los 64 millones de píxeles, algo inédito en la gama media, además es bastante luminosa: f/1.8. En el A51, el sensor principal es de 48 MP, que tampoco está nada mal -recordemos que cuesta 469 euros-. El resto de las cámaras son iguales: Gran angular de doce millones de píxeles y f/2.2, sensor de profundidad de cinco megapíxeles y macro de la misma resolución.