I + D    Coronavirus

Test rápidos de sangre, orina y fluidos para detectar Covid-19

Los investigadores de Aimplas están desarrollando una técnica diagnóstica "rápida, económica y eficiente", basada en la modificación de nanopartículas de oro para detectar anticuerpos del SARS-CoV-2 o bien su antígeno

06 MAY. 2020
3 minutos
Un investigador de Aimplas trabajando en el laboratorio.
Un investigador de Aimplas trabajando en el laboratorio.

Ante la crítica situación producida por la aparición del virus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, los sistemas sanitarios se han visto desbordados tanto para detectar nuevos casos como para tratar los casos ya existentes. Una rápida detección de este nuevo patógeno es fundamental para aislar y tratar a los nuevos pacientes, así como a los asintomáticos, frenando así el incremento exponencial de contagios.

En la actualidad, se están usando varios métodos de detección: la PCR (Polymerase chain reaction) y el inmunoensayo. Ninguna de las dos tecnologías es perfecta y cada una tiene sus ventajas y desventajas en cuanto a tiempo de respuesta y sensibilidad. En lo que ambas coinciden es en que ninguno de los kits empleados está siendo producido por una empresa española.

Desde el instituto tecnológico del plástico Aimplas se está trabajando en el desarrollo de una técnica diagnóstica "rápida, económica y eficiente", basada en la modificación de nanopartículas de oro para detectar anticuerpos del SARS-CoV-2 o bien su antígeno.

Esta técnica está basada en desarrollos previos del centro tecnológico empleados en el diagnóstico del cáncer de próstata y es escalable industrialmente y aplicable a la asistencia sanitaria para el diagnóstico rápido y precoz de la infección en humanos a través de la orina, la sangre o los fluidos respiratorios.

Durante este mismo mes de mayo se ha previsto iniciar los ensayos de validación sobre muestras reales en colaboración con dos unidades de investigación de hospitales de la Comunidad Valenciana, concretamente la del ISS La Fe y la de la Fundación de Investigación del Hospital General Universitario de València. Después, el desarrollo estará listo para salir al mercado.

El impacto esperado es contribuir al diagnóstico de los contagios de forma eficaz y rápida con un menor coste económico, "lo cual es de gran trascendencia, sobre todo, en la actual situación de estabilización de la curva".

En estos momentos, puntualizan desde Aimplas, "es necesario realizar millones de test para identificar y aislar a contagiados y pacientes asintomáticos para evitar el repunte de contagios".