TIC    Biometría

Un anillo que protege nuestra huella digital como una joya

Kaspersky, junto a un diseñador de joyas en 3D, han creado un anillo que almacena y protege los datos biométricos del usuario. Una sortija única e intransferible

04 DIC. 2019
4 minutos

Eres la única persona en este mundo que tiene tus huellas digitales, tus iris, tus rasgos faciales, tu ADN. La biometría se emplea cada vez más para autenticar el acceso a la oficina o al gimnasio, para desbloquear el ordenador o hacer una transacción. Pero ¿qué sucede si estos datos se filtran? Los ciberdelincuentes ya han encontrado fórmulas para hacerse con esos datos únicos y es imprescindible mejorar las medidas de seguridad.

Para proteger esa información, Kaspersky se ha asociado con el diseñador sueco de accesorios 3D Benjamin Waye y juntos han creado una pieza única de joyería que aúna tecnología y arte: un anillo que funciona como una extensión de la identidad digital de una persona y que está diseñado para mantener a salvo los datos biométricos únicos de los usuarios.

Con este nuevo accesorio, el usuario puede desbloquear su teléfono y utilizar otros sistemas que requieren autenticación a través de una huella dactilar sin la preocupación de que sus datos biométricos sean robados. Cada anillo ha sido impreso en 3D en plata y presenta una piedra biométrica con un patrón de huella digital único.

¿Cómo se crea una huella digital artificial?

Cada patrón de huellas digitales se desarrolla mediante el uso de una herramienta de software que está disponible gratuitamente en línea. El patrón se adapta en un formulario, se utiliza para imprimir en 3D un molde. En el molde, cada piedra de huella digital está moldeada. Se agrega una capa adicional para hacer que la piedra sea única, ya que la piedra biométrica se compone de miles de fibras conductoras suspendidas en un compuesto de caucho.

La singularidad de cada piedra biométrica se demuestra a través de una combinación de la huella digital generada por el software y las miles de fibras metálicas que forman un patrón al azar. La información combinada no se almacena en ningún lugar, lo que garantiza que nadie tenga acceso a ella.

Y ¿qué ocurre si se pierde o roban la joya? En este caso el usuario puede bloquear este anillo en particular y reemplazarlo por uno nuevo, y sus propios datos biométricos únicos no se verán comprometidos. No significa que se filtre una huella digital.

Los ciberdelincuentes amenazan nuestra huella digitalSegún Kaspersky los datos biométricos corren el riesgo de verse comprometidos. Una reciente revisión de las ciberamenazas a los sistemas empleados para procesar y almacenar los datos biométricos muestra que se han encontrado varias amenazas intentando infectar los sistemas de TI (incluyendo troyanos de acceso remoto, ransomware, troyanos bancarios, etc.). Solamente en el tercer trimestre del año 2019, en torno al 37% de estos ordenadores hicieron frente a alguna de estas amenazas en al menos una ocasión