Entre Bits y Chips    Análisis

Un juego violento y hermoso como el Japón de los antiguos samuráis

La PlayStation 4 está recibiendo grandes títulos. Tras 'The Last of Us', este 'Ghost of Tsushima' es un enorme juego de acción en primera persona con un enorme mapa para explorar.

14 JUL. 2020 - Madrid
6 minutos

El escenario es real: uno de los intentos de Kublai Khan de conquistar Japón. En 25 años había logrado extender su imperio desde un pueblo de pastores nómadas hasta conquistar el territorio desde el Mediterráneo hasta el mar de China. Desde Corea, Japón estaba a un paso. Y lo intentó varias veces. 

La isla de Tsushima está a medio camino entre Corea y Kyushu, la primera de las grandes islas del archipiélago japonés. Era el primer punto que tocaría la flota mongola, pero las líneas de defensa japonesas se centraron en Kyushu. 

Tsushima existe y también existieron las invasiones mongolas. De hecho, en 1274 una flota de más de 700 naves con 23.000 soldados a bordo comenzó la primera de las oleadas invasoras. Tomaron Tsushima y también Iki, y desembarcaron en la bahía de Hakata, muy cerca del centro administrativo de Kyushu...

Lo que no cuenta la historia es lo que nos propone este videojuego para la PS4 desarrollado por Sucker Punch. Los mongoles, liderados por Khotun Khan, nieto de Kublai, tuvieron que enfrentarse primero a un grupo de 80 samuráis y más tarde a uno de los supervivientes de la batalla, Jin Sakai, que terminaría convertido en Fantasma (Ghost), un guerrero que tuvo que transitar desde el código samurái hasta las tácticas de guerrilla, sigilo y asesinato.

Precisamente, esta transformación, este desaprender el camino del samurái para poder defender a su pueblo, es uno de los aciertos del juego. Tienes que saber que las decisiones que tomas no sólo tienen su efecto en la batalla, sino que marcan tu destino.

Sin embargo, lo que hace diferente a este Ghost of Tsushima es la belleza de los entornos. Me han dejado asombrado. Las misiones se me están convirtiendo, sean del nivel que sean, en una excusa para galopar kilómetros a lo largo del extensísimo mapa de Tsushima. Bosques, campos de flores, cascadas, mar... y el viento. El viento que hace que el paisaje esté vivo y además nos sirve de guía.

Es posible que esa belleza paisajística sea el motivo por el cual, a pesar de haber recibido el código del juego el 30 de junio, me quede todavía un largo recorrido por delante para acabarlo. No sé ahora mismo los frentes que tengo abiertos, pero por el camino ha ido aprendiendo. Y es que hay muchos combos y maneras diferentes de luchar, unas son mejores frente a espadas, otras favorecen en el combate contra lanceros... Uno de mis juegos de cabecera con la PlayStation ha sido Assassin's Creed y la memoria de los dedos va directamente a los botones conocidos, algo que te puede hacer perder un combate o la vida en Ghost of Tsushima.

En Ghost of Tsushima, como en Assassin's Creed, se explora, se combate, se trepa, se salta se logran objetos raros... Y, como en ese mítico juego, se defiende a los débiles, aunque para ello haya que recurrir a tácticas digamos que algo alejadas del honor.

Cuando se lee en el blog de PS un texto de Joanna Wang, la directora de arte y ambientación de Sucker Punch, sobre el desarrollo de este juego, se entiende la importancia y el resultado tan hermoso a pesar de ser un título violento como la época.

No les bastó visitar la isla una vez, sino que "a lo largo de los años" fueron en distintas estaciones para captar la evolución del paisaje. También grabaron el sonido de los pájaros (ojo, esto es una pista: seguid al pájaro dorado. No sé si es una oropéndola, pero seguidla, tiene siempre recompensa). Y capturaron el sonido del viento en los bosques y las praderas floridas.

Al final, el resultado ha sido un mapa dividido en tres regiones y más de cuarenta biomas. Para dibujar una naturaleza viva, en desarrollo y cambio permanente, el equipo creó aplicaciones que automatizaban el crecimiento de árboles, yerba y flores, así como las frecuentes tormentas... 
Belleza, arte, cultura, naturaleza y violencia en un juego que recuerda a Assassin's Creed (y no es nada negativo) y en el que te podrás quedar un rato viendo como la lluvia y el viento barren el paisaje o cómo cambia la luz al anochecer.

Ghost of Tsushima sale a la venta en exclusiva para la PlayStation4 de Sony este viernes, 17 de julio.