Salud    Medtech

Un ojo digital en 3D simulará la calidad visual de los pacientes con defectos refractivos

La española Miranza desarrolla un software con inteligencia artificial que permite simular digitalmente un ojo en 3D, a partir de pruebas diagnósticas del paciente y examinar con detalle su calidad visual

28 MAY. 2020
3 minutos

El grupo Miranza, especializado en oftalmología, está desarrollando un software que permite simular digitalmente un ojo en 3D, a partir de pruebas diagnósticas del paciente y examinar con detalle su calidad visual. Este software traza unos rayos de luz que atraviesan una reproducción virtual del ojo y permiten examinar las características optométricas y biométricas determinantes en la calidad de visión.

Además, en una segunda fase, de la mano de inteligencia artificial, "el proyecto pretende dar un paso más y simular distintas técnicas de cirugía refractiva corneal e intraocular para examinar los resultados de las mismas, antes de su aplicación real en el quirófano".

De esta manera, e proyecto europeo VEMoS, en el que se enmarca este programa, ofrece el resultado que estas modificaciones tendrían en los parámetros ópticos relacionados con la función visual del ojo, señalan fuentes de esta compañía. 

Así, los oftalmólogos podrían evaluar de antemano, valiéndose de datos objetivos, cuál es la técnica que va a dar mejores resultados en función de las características específicas del ojo a intervenir, lo que supondrá una potente herramienta de ayuda para ofrecer la mejor indicación quirúrgica en cada caso.

El objetivo del proyecto VEMoS es "madurar, ampliar y certificar la producción" de este sistema, dirigido a las clínicas de oftalmología, así como estandarizar la toma de decisiones sobre cirugía refractiva y revolucionar el campo de la cirugía refractiva con tratamientos personalizados, en la línea del plan de acción de la comunidad europea, de medicina personalizada.

Este programa, que se enmarca en el proyecto europeo VEMoS (Virtual EyeModelSystem), liderado por la clínica Vissum, del grupo Miranza, y su director clínico, Jorge Alio, se puso en marcha el año pasado y cuya comercialización se prevé para 2022.

Además, cuenta con la participación de la empresa italiana CSO, especializada en el diseño y la fabricación de instrumentos oftalmológicos, impulsora del novedoso dispositivo diagnóstico patentado para el proyecto; los departamentos de Oftalmología del CHUC (Centro Hospitalar e Universitário de Coimbra, Portugal) y AUH (Aarhus Universitetshospital, Dinamarca), encargados de realizar pruebas clínicas independientes; además de Vissum (Grupo Miranza), desarrolladordel software.