Industria    INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Un robot para cada persona: así pretende conseguirlo UiPath

La empresa quiere liberar a las personas de las tareas que no aportan valor añadido gracias a la automatización de procesos robóticos. El 60% del Ibex 35 ya confía en su solución

17 MAR. 2020 - Lisboa (PORTUGAL)
10 minutos
Gavin Jackson, VP UiPath para Europa, Oriente medio y Asia.
Gavin Jackson, VP UiPath para Europa, Oriente medio y Asia. / INNOVADORES

Un programa que detecta las actividades repetitivas y automatizables que realizas en tu día laboral y las realiza por ti. Que te libera para dedicarte a lo que realmente te gratifica en tu trabajo, a las tareas de valor añadido donde más aportas. ¿Qué tal suena? Es lo que propone UiPath, plataforma de automatización de procesos robóticos (RPA) que ya ha automatizado millones de tareas repetitivas y tediosas para grandes empresas y gobiernos en todo el mundo.

Esta empresa de software empresarial se propone hacer posible que cada individuo pueda contar con un robot que le asista en cualquier tarea digital. “Así como Bill Gates imaginó un mundo con un ordenador en cada escritorio, UiPath imagina un mundo con un robot para cada persona”, es uno de sus lemas. La premisa es la siguiente: la mayoría de las personas probablemente realiza muchas microtareas serviles, repetitivas y aburridas en su trabajo. Eso no es humano. Entonces, ¿por qué no tener un asistente robótico al que poder dar órdenes y que este haga las cosas aburridas por nosotros?

“Este es un ángulo de automatización que la gente no creía que fuera posible antes”, afirma Daniel Dines, cofundador y director general de UiPath. “Sin embargo, en Uipath ya hemos dado el primer paso para que esto sea posible”, asegura Gavin Jackson, vicepresidente de Uipath para Europa, Oriente Medio y Asia, entrevistado por INNOVADORES. Ese primer paso es Studio, un software personalizado que registra las acciones y procesos que realiza la persona que está usando el dispositivo donde se esté ejecutando dicha herramienta. Esta detecta una serie de habilidades asociadas que es capaz de efectuar (consta de cientos de plantillas de actividad preconstruidas) y las realiza por el usuario.

“Es un estudio virtual muy simple con el que cualquiera puede construirse su propio robot y tenerlo funcionando en segundo plano. No hace falta tener conocimientos de informática para ello”, asegura Jackson. “Con solo un poco de entrenamiento, cualquiera puede hacerlo”, dice la publicidad en la web de UiPath. Jackson explica que los robots [el software] están constantemente aprendiendo nuevas habilidades a través de la inteligencia artificial (IA) (aprendizaje automático, visión computacional, entendimiento de procesos y documentos, procesamiento del lenguaje natural, etc.). Además, otros desarrolladores pueden compartir sus automatizaciones específicas, que están disponibles para descarga gratuita en su espacio Go! Marketplace. “Es una manera de democratizar este servicio”, afirma Jackson.

Lo que no es gratis es el software en sí, que monetizan mediante licencias. Dines sostiene que, cuando los clientes lo ven funcionando, se produce un ‘efecto guau’. “A partir de ese momento, no volverán a trabajar de la misma forma”, sostiene. Por el momento, Studio es un producto dirigido a empresas y profesionales (no se puede descargar desde cuentas como ‘gmail.com’) pero les gustaría ampliar su uso también a nivel consumidor.

Automatización primero

El objetivo “un robot para cada persona” forma parte del enfoque triple de UiPath para extender su visión automated first que busca que el desarrollo de procesos automatizados sea la prioridad de las empresas y de los empleados. Que el primer pensamiento cuando un empleado necesita ayuda para realizar una tarea o mejorar un proceso de trabajo sea, "¿cómo puedo automatizar esta tarea para mejorar mi eficiencia y eficacia?" en lugar de tratar de ejecutarlo todo manualmente.

Las otras dos patas del enfoque de UiPath para lograrlo son la colaboración abierta y gratuita [facilitando que las empresas cooperen] y el enfoque del aprendizaje robótico continuo basado en IA. El propósito de extender esta visión es convencer a las compañías de que tomen ventaja de la mentalidad de automatizar primero para desbloquear el máximo potencial de la hiperautomatización.

Estas -dice UiPath- dominarán a sus competidores “porque serán más rápidas, más eficientes y más adaptables, y habrán liberado más recursos humanos para innovar y superar a la competencia”. Esa -asegura la empresa- es la clave: que los empleados puedan dedicar su tiempo a tareas de nivel superior, a innovar. “Sabes que eres una empresa de automatización cuando liberas a los humanos de todas las tareas que no les gusta hacer”, afirma Jackson.

El vicepresidente de UiPath está convencido no solo de que “todo lo que se puede automatizar será automatizado” sino de que “todo lo nuevo debe nacer automatizado”. De eso vive su empresa, que es conocida por la RPA. “Ayudamos a las empresas a navegar entre las deudas técnicas” , dice Jackson. Con ‘deuda técnica’ se refiere al trabajo adicional necesario para renovar un programa o aplicación, o transferirlo a una nueva tecnología. “No se trata solo de actualizar el software y dejar lo antiguo atrás porque hay muchas interdependencias”, afirma.

Pone como ejemplo el de los bancos, que cuentan con sistemas heredados desde hace décadas. “Quieren renovarlos y construir aplicaciones modernas basadas en la nube, pero ambos mundos no funcionan bien juntos”, afirma Jackson. Por ello, ofrecen una plataforma que permite modernizar estos sistemas de cara a la galería pero sin cargarse la parte heredada, que seguirá funcionando en segundo plano “de forma armonizada”, dice el directivo. “Integramos todo para que los empleados puedan centrarse en innovar y no tengan que preocuparse por cuestiones técnicas”, insiste.

Ya que UiPath habla tanto de innovar, ¿predica con el ejemplo? “Usamos internamente una de nuestras herramientas -Connect Enterprise- que inicialmente creamos para nosotros”, responde el directivo. Esta –dice- permite administrar el flujo de automatizaciones a un ritmo y calidad constantes, reutilizar componentes, gobernarlas y estandarizarlas y medir su retorno de inversión. “En ella los usuarios pueden compartir automatizaciones y descargarlas, y también hacer sugerencias de cosas que podrían automatizarse para que las personas cualificadas para ello lo hagan”, explica Jackson.

UiPath cerró diciembre de 2019 con 332 millones de euros en ingresos anuales recurrentes (ARR). “El éxito de la empresa se debe a una base de clientes globales en rápido crecimiento que ha llegado a más de 6.000 organizaciones y a una comunidad mundial de casi 750.000 desarrolladores de RPA”, dice la compañía en un comunicado. En 2019, clientes procedentes de más de 30 sectores diferentes se unieron a su comunidad, según la empresa. Entre ellos, Banco de España, Enagas, Mercadona, Grupo Roca, Mutua Universal, Securitas o Vodafone.

“Al día de hoy, el 60% del IBEX 35 confía en nuestra solución de hiperautomatización”, señala Franck Bruno López, vicepresidente de UiPath para el Sur de Europa. “A nivel global, tenemos en nuestra cartera a cinco de las top 10 empresas de Fortune 500 y a cerca de la mitad del resto, por lo que podemos afirmar que la mayoría de las mayores compañías del mundo están usando UiPath”, asegura Jackson. Entre ellas Amazon, donde él mismo trabajaba -como director general de Amazon Web Services en Reino Unido- antes de unirse a UiPath hace menos de un año.