Entrevistas    TIC

Un solo sistema operativo para simplificar el camino desde el usuario hasta la nube

Nutanix propone un sistema operativo unificado para gestionar las aplicaciones desplegadas en los centros de datos propios, la nube pública y el inminente IoT

6 minutos
Satyam Vaghani, vicepresidente y director general de IA e IOT en Nutanix

Satyam Vaghani trabajó en VMware antes de decidirse a fundar su propia empresa con la que mejorar notablemente las técnicas de virtualización de almacenamiento existentes. PernixData, que así se llamó la compañía, fue comprada en 2016 por el coloso Nutanix. Y, desde entonces, Vaghani es vicepresidente de esta multinacional, además de su director general para todo lo relacionado con la inteligencia artificial y el Internet de las Cosas. Son estos dos, precisamente, algunos de los grandes desafíos pendientes de la transformación digital y, al mismo tiempo, sus grandes esperanzas para manejar  todo lo que está por venir.

Toda la problemática se reduce a la inherente complejidad que estamos viviendo en un mundo en el que los centros de datos tradicionales se ven ahora acompañados de servicios de nube pública y, en un futuro no muy lejano, de la computación en el extremo. "Es un desafío clásico, porque las empresas están recopilando datos en numerosas fuentes y gestionándolos de forma muy diversa. Eso crea una complejidad que antes no existía, porque además se ha tratado de gestionar de forma distinta lo que estaba en el CPD y lo que estaba subido en las nubes públicas. Por eso, la forma de operar tanto la seguridad como las aplicaciones no era uniforme, y esa tendencia se va a ir acrecentando con la descentralización de las TIC si no ponemos algún remedio. Los grandes proveedores cloud -Amazon Web Services, Microsoft Azure o Google Cloud- piensan que ellos son el centro de gravedad, pero nosotros pensamos que es al revés", dice el experto, en referencia a todos los sensores que se irán desplegando en hospitales, comercios, plantas energéticas, coches conectados o drones.

Para Vaghani,  el objetivo que se deben marcar los administradores de informática es hacer que ésta "sea invisible y conveniente", esto es, que no haya diferencias a la hora de actuar en un entorno o en otro, sin que por ello se pierdan los valores diferenciales de cada uno de estos campos de acción y garantizando en todo caso la seguridad de la información que en ellos se procesa. Es lo que se ha venido a llamar como hiperconvergencia, terreno en el que Nutanix es uno de los referentes. Máxime cuando los sistemas actuales "están pensados para modelos de informática en los que las personas eran el elemento último de la ecuación y ahora estamos a punto de abordar el edge computing y el IoT, que están orientadas a máquinas, donde se transmiten muchos datos de telemetría en tiempo real a sistemas automatizados que toman decisiones sin intervención humana".

 Por el momento, la tecnología que desarrolla Satyam (y muchos de sus rivales) se basa en dotar de una capa adicional que abstrae al desarrollador o administrador de las distintas infraestructuras usadas en sus cimientos. Pero los planes que mantiene este directivo son mucho más ambiciosos. "Estamos trabajando en un sistema operativo unificado que pueda funcionar sobre los entornos convencionales y nuevos, en instalaciones propias, en la nube o en el edge, con cualquier tipo de carga de trabajo gracias a la tecnología de contenedores y a la inteligencia artificial"; una apuesta muy ambiciosa que completaría el camino iniciado por la hiperconvergencia hasta el punto de hacer que esta tendencia sea un concepto tan democratizado que llegue a olvidarse como tal.  

Satyam Vaghani se muestra plenamente convencido en la entrevista con INNOVADORES de que estamos en la antesala de un "cambio en la tecnología tan importante como el que llevó al hombre a la Luna. Nadie puede anticipar lo que está por venir, al igual que nadie pudo adivinar el impacto que iba a suponer el iPhone en 2007. Cuando introduces un sistema que no se ha visto hasta entonces, las posibilidades sin infinitas". En el camino hacia ese ilusionante futuro nos encontraremos.

SEGURIDAD Una de las máximas preocupaciones para Vaghani es la diferencia de criterio a la hora de gestionar la seguridad en los entornos cloud. "El valor es muy distinto al que tenemos en los centros de datos propios, porque muchas empresas han confiado en derivar la responsabilidad hacia sus proveedores. Pero eso conlleva una falta de administración, especialmente en los productos de desarrollo", critica el ejecutivo. Es por ello que se antojan necesarias plataformas que unifiquen las políticas en cualquier situación y mantengan el nivel de calidad y privacidad que se establezca.