TIC    Transporte

Vuelo de récord: este dron hace una entrega a 100 km en alta mar

El helicóptero no tripulado de la empresa Nordic Unmanned no sólo entregó una pieza de repuesto en una plataforma petrolera sino que, además, simuló una inspección y una operación de rescate

3 minutos

Se abre una nueva era para el transporte en alta mar. Con la ayuda de drones, la entrega de “envíos offshore” es mucho más sencilla. Repuestos, alimentos, medicación, ayuda… Los UAVs (por las siglas en inglés de unmanned aerial vehicle) pueden solucionar, por ejemplo, los problemas de abastecimiento de esas grandes plataformas petroleras ubicadas en el Mar del Norte. Bien que lo saben en la petrolera noruega Equinor que cuenta con la mayor plataforma del mundo.

La Troll A tiene el récord de ser la construcción humana más grande y pesada construida hasta el momento. Ubicada a 100 Km de la costa de Noruega, bien pudiera ser ahora candidata para entrar en el libro Guinness. Hace unas semanas, en la plataforma necesitaban una pieza de repuesto impresa en 3D. En lugar de fletar un helicóptero convencional (como han tenido que hacer hasta ahora) enviaron un helicóptero no tripulado de la empresa Nordic Unmanned. Un envío que ha batido un récord mundial al volar 100 kilómetros mar adentro hasta la plataforma para entregar la pieza de repuesto.

Pero el récord es doble. El dron no sólo cumplió con su cometido de llevar el repuesto que necesitaban, sino que aprovechó que volaba a 500 metros de altura para realizar una inspección visual de la plataforma y de paso simuló una operación de búsqueda y rescate.

Triplete de récord para este modelo de dron, el CAMCOPTER S-100. Es un helicóptero no tripulado en miniatura. Pesa 110 kilos y puede transportar una carga de hasta 50 kilos. Tiene una capacidad de vuelo de ocho horas, pero no es autónomo, debe ser guiado por cámaras para operarlo de manera remota.

Hasta ahora este tipo de “entregas offshore” suponían todo un problema para las compañías que debían esperar el momento en el que un helicóptero convencional transportara trabajadores o material a la plataforma. Pero esos problemas ya son historia con la llegada de los drones. Un vuelo de este tipo es infinitamente más barato que uno convencional y, además, su huella de carbono es 55 veces menor.

¡Bienvenidos a la nueva era del transporte offshore!