TIC    Eventos

Web Summit sale en defensa del planeta y del ciudadano

Personalidades como la comisaria Vestager o Tony Blair junto activistas como Snowden llaman en Lisboa a lograr una revolución tecnológica compatible con la privacidad, la democracia y el respeto al medio ambiente

10 NOV. 2019 - Lisboa (Portugal)
23 minutos
Lisboa ha acogido una nueva edición de la Web Summit. / Vaughn Ridley/Web Summit

Web Sumit ha vuelto a batir su propio récord. Más de 70.000 participantes (más que la población total de Benidorm) de 163 países. Las cifras son apabullantes. “Es el mejor evento de tecnología de Europa”, “es la única gran feria de tecnología europea de altura junto con el Mobile World Congress”, comentan algunos asistentes. “Es demasiado grande y corporativo”, “tiene mucho contenido pero profundiza poco”, señalan otros. Entre cuatro pabellones y un escenario central, un ritmo frenético. Lleno total en estands y escenarios (salvo excepciones). Agendas imposibles, tiempos milimetrados, y periodistas, ponentes y expositores que no dan abasto, corriendo de un lado a otro.

Presume de ser “la mayor conferencia de tecnología mundial, según Financial Times” y “la mejor de todas” por Forbes. Bloomberg la llama “el Davos para geeks” y Politico “las Olimpiadas de la tecnología”. Este macroevento, “donde el futuro va a nacer” según The Atlantic, nació en Irlanda en 2009 y se celebra desde 2016 en Lisboa (Portugal). INNOVADORES ha participado en esta edición, cargada de contenido y de networking. De entre la marabunta, el grano y la paja, el sonido y el ruido emerge esta crónica de lo imprescindible de Web Summit 2019.

Protagonistas

Un nombre por encima de todos: Edward Snowden. El exanalista de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de EEUU), delator de la vigilancia masiva en EEUU, inauguró la apertura de evento en videoconferencia desde Rusia. "Las instituciones más poderosas de la sociedad se han convertido en las menos responsables. Hemos afianzado un sistema que hace que la población sea vulnerable en beneficio de los privilegiados”, aseguró. “La única forma de proteger a alguien es proteger a todo el mundo”, añadió.

Preguntado sobre el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), Snowden aseguró que “es un buen comienzo” pero no resuelve el problema al que los ciudadanos se enfrentan en lo que respecta a privacidad de datos. “Los datos no son inocentes, no son abstractos cuando provienen de personas”. A su juicio, la protección de datos es un error porque asume que el paso anterior, la recolección de datos, es correcto. Por eso cree que lo que se debería reformar es su recopilación.

Snowden advierte de que, si bien ha habido “tremendos avances en la protección de las comunicaciones personales y en concreto en encriptación de datos”, esto hace la vigilancia menos accesible a los gobiernos. Por ende –dice- estos recurrirán cada vez más a hackers para saltarse la encriptación y aumentarán su coerción sobre corporaciones para que diseñen intencionalmente sus productos y servicios de forma menos segura. “La pregunta es qué vamos a hacer para asegurarnos de que estos servicios son útiles de alguna manera para la sociedad a la que se supone que sirven pero a la que, en su lugar, explotan”, señaló. Snowden aludió a la necesidad de regulación (algo poco útil si viene de los Estados que quieren violarla).

Muy en línea con el discurso de Snowden estuvo el de Brittany Kaiser, otra de las estrellas del evento. La exempleada de Cambridge Analytica, confidente del caso, sostiene que es necesario forzar regulatoriamente a empresas como Facebook a tomar decisiones más éticas. Propone nuevas leyes electorales que protejan la democracia y eviten la militarización de los datos online. La ahora activista por la privacidad de datos destacó también como prioritaria la educación digital, ya que “la mayoría de nosotros somos analfabetos digitales que no nos damos cuenta de cuándo somos el objetivo de campañas de desinformación ni tenemos herramientas para reportarlo o actuar al respecto”.

Sobre las decisiones “difíciles” que se avecinan con respecto al futuro de la tecnología habló Margrethe Vestager, comisaria de Competencia de la Unión Europea. “La primera prioridad siempre serán los humanos, y la tecnología debe servirnos. Tenemos que hacer que la comunidad tecnológica sea mucho más diversa y refleje el mundo en el que queremos vivir. Tenemos nueva tecnología pero no tenemos nuevos valores: la dignidad, la integridad, la humanidad y igualdad permanecen”, aseguró.

Vestager sostiene que, lejos de esta visión, las grandes corporaciones tecnológicas aumentan sus ambiciones (en alusión a nuevos servicios de Google, a los planes de Facebook con Libra o a la entrada de Apple en el negocio de la retransmisión de contenido online). “Esto muestra que hemos alcanzado una fase en la que la aplicación y cumplimiento de las leyes de la competencia es solo parte del trabajo. Necesitamos encontrar la forma correcta de enmarcar democráticamente la tecnología e indicar cómo esta debe servirnos”, aseguró. Asimismo alabó “el renovado interés de EE.UU. en esta dirección y subrayó el riesgo de “socavar completamente la democracia a manos de la manipulación privatizada” si no se actúa al respecto.

Sobre la inteligencia artificial, una de las tecnologías en jaque, la comisaria señaló sus potenciales beneficios “sin límites” para ayudar a afrontar retos como el cambio climático. Por ello, cree aún más importante tomar el control de los pilares de su desarrollo “para que podamos confiar en ella y no perpetúe los sesgos ya presentes en la sociedad”. Abogó por términos y condiciones de privacidad comprensibles, y software y servicios que no nos obliguen a dejar huella ni rastro de nuestra intimidad.

El ex primer ministro británico Tony Blair y el miembro de la Cámara de Representantes de EEUU Ro Khanna hablaron también de la necesidad de una regulación tecnológica inteligente y reflexiva. Hicieron énfasis en cómo la falta de cambios en las políticas conduce a un crecimiento social desigual, lo que provoca la privación de derechos en las áreas que no son clústeres tecnológicos. "La tecnología cambiará el mundo, pero debemos asegurarnos de que lo cambie de manera justa", subrayaron.

En este sentido, el secretario general de Amnistía Internacional, Kumi Naidoo, apuntó que optar por la maquinaria de vigilancia para acceder a los beneficios del mundo moderno no es una elección legítima. “Google y Facebook controlan la esfera pública de un tercio del planeta”, añadió. Naidoo lanzó un mensaje a la audiencia: “Aprovecho esta oportunidad para apelar a todos y cada uno de los asistentes. Confiamos en vosotros para defender la decencia humana por la justicia y los derechos humanos, y para hacer frente a las malas prácticas de vuestro liderazgo”.

Temas y anuncios

Snowden, Kaiser, Vestager, Khanna, Blair y Naidoo son solo seis de los más de 1.200 ponentes que participaron este año en Web Summit. Lo hicieron durante algo más de tres días sin parar en una conferencia con 22 escenarios dan para mucho. Seguridad y privacidad, gigantes tecnológicos, política y geopolítica (y cómo no, Trump y el Brexit), sostenibilidad y cambio climático, ética, automatización, futuro del trabajo, brecha de género, movilidad, turismo, deporte, espacio, mucha inteligencia artificial (IA), criptodivisas y blockchain, robótica, realidad virtual, videojuegos, fintech, inversión, economía, competencia, educación y un largo etcétera.

¿Qué otros titulares dejaron? Por alusiones: la directora de Sostenibilidad de Google, Kate Brandt, anunció el primer acelerador de sostenibilidad de Google. Se trata de un programa de seis meses que comenzará en 2020 y proporcionará acceso a recursos y herramientas para startups de impacto social. “Estamos muy centrados en el papel de la tecnología como solución importante en la lucha contra el cambio climático", dijo Brandt.

La empresa de robótica Boston Dymanics subió al escenario a su pionero robot cuadrúpedo, Spot. Según dijo el fundador y CEO de la empresa, han recibido hasta ahora 3.500 consultas sobre el alquiler de este artefacto por el mismo precio que un automóvil de lujo. Cree que entre el público hay una percepción positiva sobre estos robots, “con los que la gente quiere incluso tomarse selfis”. En lugar de seguir la moda de la IA y tratar de integrar en ellos inteligencia artificial cognitiva, por el momento se seguirán centrando en desarrollar "inteligencia atlética" para perfeccionar sus movimientos y percepción en el mundo para que puedan maniobrar. "Esas son las funcionalidades clave que harán que los robots sean interesantes y útiles", aseguró.

Sobre 5G habló en Web Summit el presidente de Huawei, Guo Ping. "Es un mercado enorme, de billones de dólares. El 5G es la nueva electricidad. Será el habilitador clave del mundo inteligente”, aseguró. Huawei espera trabajar con desarrolladores de la industria y nuevas empresas para crear más aplicaciones para este estándar de comunicaciones, ya que -asegura- “son estas y el software lo que genera verdadero valor, como se demostró en la era de Internet”.

Contra la empresa china arremetió el director de Tecnología del Gobierno estadounidense, Michael Kratsios. Acusó a Huawei de personificar el "autoritarismo" de Beijing, una acusación que Huawei tildó después -en respuesta a un artículo en Bloomberg- de "hipócrita y manifiestamente falsa". Kratsios dejó clara su visión: “Creemos que aquellos que crean, innovan y prosperan no solo deberían trabajar para mejorar sus propias vidas, sino también servir a sus vecinos", afirmó.

Las startups

De entre las alrededor de 2.000 jóvenes empresas presentes en Web Summit, hemos seleccionado a cinco:

Nutrix. Es la ganadora de la competición de propuestas (pitches) de Web Summit. Desde Basilea (Suiza), está desarrollando un dispositivo sin aguja para diabéticos que realiza un seguimiento continuo de la glucosa en tiempo real [algo parecido a lo que persigue la española Medicsen]. Se han asociado con laboratorios de alta tecnología para ayudar a desarrollar dispositivos biosensoriales. Nutrix tiene una visión a largo plazo que va más allá de la glucosa. “Queremos analizar cómo monitoreamos la reacción del sistema inmune. Vamos a transformar el modo en que se controla la salud, con la posibilidad de monitoreo constante y no solo reactivo", asegura Nikjil Singh, cofundador de Nutrix.

QEV TechnologiesEmpresa española de tecnología e ingeniería que desarrolla y fabrica piezas para vehículos eléctricos con diversas aplicaciones, desde Fórmula E hasta kits eléctricos que permiten convertir minibuses en vehículos eléctricos o producirlos nuevos. Se ha convertido en el socio tecnológico de varios fabricantes de automóviles que desarrollan coches totalmente eléctricos, como la empresa española Hispano Suiza. En Web Summit el Banco Europeo de Inversiones (BEI) anunció que la financiará con 17 millones de euros para apoyar sus actividades de I+D, centradas en el desarrollo de sistemas de propulsión eléctrica para pequeños vehículos de transporte urbano, vehículos eléctricos, sistemas de carga rápida y tecnologías para carreras de Fórmula E.

DefinedCrowdStartup portuguesa fundada en 2015 por las expertas en ciencias del discurso Daniela Braga y Amy Du. Ofrecen datos etiquetados precisos para entrenar algoritmos de inteligencia artificial, con un tiempo de respuesta rápido. Entre sus clientes están BWM, Mastercard, Accenture, Jibo, Nuance o Voicebox. La compañía tiene sede en Washington (EE.UU.), además de oficinas en Japón y Portugal. Ha recibido más de 13 millones de dólares de financiación.

StudentFinance.comSe trata de una empresa argentino-portuguesa pero con sede en España. Sus fundadores Mariano Kostelec y Miguel Amaro lo son también de Uniplaces, portal líder de alojamiento en Europa que ha recaudado 29 millones de dólares de inversión. “Estamos cambiando el acceso a educación mediante los denominados Acuerdos de Ingreso Compartido (ISA, por sus siglas en inglés). El modelo, que han traído desde EEUU, consiste en un préstamo que normalmente la escuela o entidad educativa concede a una selección  de estudiantes, que devolverán el dinero recibido a medida que obtengan ingresos una vez se hayan formado y encuentren un trabajo. “Queremos apoyar la formación en sectores altamente demandados donde hay una falta de talento, especialmente tecnología, ciencia de datos o ciberseguridad”, afirma Kostelec. Su primer socio es Ironhack [una empresa de bootcamps o programas de capacitación rápida] y tienen planes de expandir su red de escuelas y socios “para traer el modelo ISA a Europa a gran escala”.

FutrliOfrece una combinación de diseño de experiencia de usuario con inteligencia artificial para cambiar la experiencia en la que las pequeñas empresas obtienen la información que necesitan a diario para tomar mejores decisiones y estar al tanto de su efectivo. Su carismática fundadora, la emprendedora Hannah Dawson, lo explica así: “La tecnología no funciona para las pequeñas empresas. Más de la mitad desaparecerán en cinco años, y no es porque todas sean malas ideas de negocio. Vemos que se siguen cometiendo los mismos errores y eso nos ha llevado a actuar al respecto”.

Holded. Es una de las 3 startups más solicitadas por los inversores en Web Summit, y es española. Es una empresa de software de gestión que proporciona a las pymes un ecosistema de herramientas integradas para la gestión de ventas, finanzas, operaciones y recursos humanos. El fin es mejorar los procesos internos para aumentar ventas, reducir gastos y ahorrar tiempo. Fundada en 2016, ha recibido fondos de Lakestar, Nauta Capital, Seedrocket 4Founders y otros, por valor de más de 6 millones de euros. Fue la tercera más solicitada por los inversores en Web Summit.

Cuestión de género Los organizadores de Web Summit han encuestado a asistentes de más de 60 países para medir sus perspectivas sobre el estado actual de las mujeres en tecnología. Los resultados: el 42% cree que la relación de género en la industria tecnológica se ha vuelto más equilibrada en los últimos 12 meses frente a un 34% que opinaba así el pasado año. El 46% siente que se les paga a la par que sus colegas masculinos frente a un 32% que no. El 50% cree que la sociedad en su conjunto necesita cambiar para avanzar hacia la igualdad de género en la industria tecnológica y el 47% de las encuestadas dice que su gobierno no hace lo suficiente por ello. Este 2019, algo más de un 46% de los asistentes a Web Summit han sido mujeres.