Entre Bits y Chips    Presentación

Wing, el móvil con el que LG vuelve a jugar

LG ha hecho propio el lema de que en la industria del móvil hay que diferenciarse. Ya lo intentó hace años, con el G5, por ejemplo, y ahora con el LG Wing, un móvil que se despliega en cruz.

15 SEP. 2020 - Madrid
6 minutos

Tienen razón cuando desde la compañía coreana dicen que hay muy poca novedad en la industria del móvil. Es verdad que en los dos últimos años hemos asistido al nacimiento de la categoría de los terminales con pantalla flexible, pero ha sido el único cambio sustancial en cuanto al factor forma. Y todavía no sabemos cómo terminará el asunto.

LG tuvo una aproximación muy diferente a Samsung, Huawei y, después, Motorola. Unió a un móvil una pantalla extra y lo dotó de una capa de software para poder utilizarlas conjuntamente. 

Pero esa no fue la primera vez que LG había intentado una vía propia. En 2016 lanzó el G5, un móvil modular: se desmontaba y se le podían agregar soluciones con características específicas: módulo de altavoz, cámara de fotos... Lo cierto es que su manejo no era muy intuitivo y no prosperó.

Pero, como se puede comprobar, no ceja en el empeño. Cuando Huawei, Samsung y Motorola experimentan con pantallas plegables en formato vertical y horizontal, LG presenta un terminal que rota la pantalla principal 90 grados y muestra otra pantalla de la mitad de tamaño por debajo. El efecto es una pantalla en T.

La primera impresión es un poco de "¿LG vuelve a las andadas con móviles raros?". Lo cierto es que sí, y así lo manifiestan ya que el LG Wing se presenta dentro del programa The Explorer Project, un plan para explorar otros formatos para teléfonos móviles.

La segunda impresión, cuando vas descubriendo posibles aplicaciones, mejora. Por ejemplo, ¿cuál es el problema de un terminal que despliega su pantalla en horizontal? Que queda en un formato cuadrado y que para ver contenido audiovisual (formato 16:9 o 21:9) pierde casi la mitad de su superficie. Cuando se gira la pantalla del LG Wing se tiene una pantalla completa de 6,8 pulgadas y aparece por debajo otra de 3,9 pulgadas en la que se puede realizar otra tarea o tareas complementarias.

Tiene además la ventaja de que sin desplegarlo en T se usa como un teléfono normal con una pantalla infinita, sin agujero para la cámara de autorretratos (lo han sustituido por una cámara escamoteable).

Parecía que se había olvidado en muchas presentaciones y lanzamientos una pregunta fundamental: ¿esto para qué sirve? Y es lo que pretenden demostrar en LG. Este formato en T no es un capricho de un diseñador ni "es que no lo ha hecho nadie". Por ejemplo: puedes ver vídeos de Youtube a pantalla completa (es un panel P-OLED -OLED plástico- Full Vision, sin notch ni perforación, de 6,8 pulgadas, en formato 20,5:9 y con una resolución de 2.460 x 1-080 píxeles) mientras en la pantalla pequeña (OLED de 3,9 pulgadas y resolución 1.240 x 1.080 píxeles) se pueden leer los comentarios utilizando Naver Whale, o utilizarla para chatear mientras ves vídeos en plataformas como Rave o Ficto. 

Estás viendo una película o jugando o editando un vídeo en el móvil... y te entra una llamada. Mal asunto. Hay que parar y atenderla o cortar. Con el Wing se utiliza la segunda pantalla sin que una alerta aparezca en la principal. 

O, ¿a quién no le ha pasado ir conduciendo dirigido por el GPS del móvil y al llegar a un cruce importante entra una llamada? 

Otro uso, apoyado además en los seis sensores de movimiento que tiene, es como estabilizador. El móvil se sujeta con una mano por la zona de la pantalla secundaria y se encuadra con la principal. Funciona como un estabilizador gimbal con los mandos en la pantalla inferior. 

Además de la cámara escamoteable frontal de 32 millones de píxeles, en la parte trasera muestra un conjunto de tres objetivos: un gran angular y dos super gran angulares. Lleva el procesador Qualcomm Snapdragon 765G, es compatible con redes 5G y, pese a que sus casi 11 milímetros de grosor y su tamaño (170 x 74,5 milímetros), podrían inducir a pensar que es un móvil muy pesado, se queda en 260 gramos. 

La batería de 4.000 miliamperios es compatible con carga rápida e inalámbrica. De momento, se lanza en Corea del Sur el mes que viene y posteriormente irá llegando a "mercados clave" de Norteamérica y Europa.