Entre Bits y Chips    Móviles

Xiaomi quiere ser el rey de la gama media

Presenta su nuevo Redmi Note 9S para competir descaradamente con el Samsung A51 y desplaza a Huawei en la lista de más vendidos.

24 MAR. 2020 - Madrid
7 minutos

A pesar de que cuando hablamos de Samsung los focos se desvían siempre hacia los modelos Galaxy Note y S -son los más potentes e innovadores de la marca coreana-, los modelos que le dan el primer puesto entre los fabricantes de teléfonos móviles son los de gama media. Por ejemplo, el A51.

Y es ese modelo el que ha elegido Xiaomi para competir con el Redmi Note 9S que presentó ayer. Todas las comparaciones que hicieron -batería, cámara, precio...- tenían como elemento de referencia al A51.

El momento es delicado para el sector (lo es en general). El parón de fabricación en China, el cierre de las tiendas, primero en Asia y ahora en Europa y América, está haciendo que el mercado se retraiga de forma importante. Según los analistas, los envíos de teléfonos habrían pasado de casi 100 millones de unidades en febrero del año pasado a casi 62 millones este año, un descenso de cerca del 40%.

La situación se ha cebado especialmente en China con Huawei, que ha cedido el primer puesto por primera vez a Xiaomi, según Strategy Analytics. Y la situación puede ir a peor en Europa y América, en donde ya estaba perdiendo posiciones debido al veto de Trump.

Un lanzamiento sin claque

Fue una presentación extraña. Acorde con estos tiempos de pandemia. Habitualmente, cuando Xiaomi lanza un nuevo producto -ayer fueron tres: el Redmi Note 9S, un aspirador tipo escoba y un proyector hipercompacto- lo hace acompañado por una claque de Mi fans ataviados con camisetas, que silban, aplauden, gritan y, sobre todo, participan cuando el maestro de ceremonias de turno invita a los asistentes a que digan qué precio creen que va a tener.

Ayer se oyeron aplausos, pero podían ser perfectamente enlatados. Asistimos por streaming, así que no pudimos ni ver ni tocar el móvil. Todo es un acto de fe.

Por las características que han compartido, el Redmi Note 9S es un terminal de clase media, pero con destellos, como su cámara triple trasera -con una cuarta cámara para medir la profundidad- o una enorme batería de 5.020 miliamperios.

A través del streaming, parece un equipo con buenas terminaciones, a lo que contribuye que cuente con la proteccion de Gorilla Glass tanto en el frontal como en la trasera. Para dar el color irisado (tres opciones: blaco, azul y gris) tan extendido ahora, emplean hasta 20 capas. A pesar de montar una batería tan grande, el grosor se queda en ocho milímetros.

El procesador es el de un equipo de gama media, pero alta: el Snapdragon 720 de Qualcomm (Xiaomi inició una línea de fabricación de procesadores, pero de momento parece abandonada). El rendimiento, según la puntuación que logra en Antutu (compartida directamente por Xiaomi), está en la zona alta: 278.324 puntos.

El sensor principal de la cámara (cuatro cámaras, una como sensor de profundidad) es de 48 millones de píxeles de buen tamaño: 1,6 micras y tiene una apertura f/1,79, un poquito por debajo del 1,8 de referencia.

Las otras cámaras son un ultra gran angular de ocho millones de píxeles, en este caso más pequeños: 1,12 micras, y un poco menos luminoso: f/2,2, que cubre un ángulo de 119 grados, y una cámara macro de cinco millones de píxeles y con un rango de enfoque entre dos y diez centímetros.

El módulo de cámaras sobresale un par de milímetros en la parte trasera y está centrado en la parte superior, con lo que logra un diseño simétrico.
La pantalla es del tipo DotDisplay, es decir, tiene un único orificio taladrado en la misma para que asome la cámara selfie, y es bastante grande: 6,67 pulgadas de diagonal, con un formato 20:9, muy cinematográfico.

Cuenta con carga rápida a 18 vatios (incluido el cargador de 25W en la caja) y el sensor de huellas está colocado en el botón de encendido, un lugar cada día más utilizado para ello.

Los complementos

Además de acompañarse de un grupo de Mi fans, otra característica habitual de las presentaciones de Xiaomi es que nunca vienen solas. En este caso, los complementos han sido el proyector Mi Smart Compact Projector (el nombre lo dice casi todo) y el aspirador Mi Handheld.

En cuando al proyector, es muy compacto, pero genera una pantalla de entre 60 y 100 pulgadas con una resolucion de 1080 píxeles, con Google Assistant y trabaja con el sistema operativo Android TV 9.0.

El aspirador es de tipo escoba y ciclónico, y funciona sin cable. Cuenta, según las especificaciones, con una batería que le da una autonomía de una hora (suponemos que en el modo más suave de aspiración).

De los tres equipos, el que sabemos que va a estar disponible en España es este último. A un precio de 199 euros.