Opinión    Entre Bits y Chips

Y Sony, por fin, mostró su PS5

El gigante japonés confirma los secretos a voces sobre su nueva videoconsola, Apple anuncia un giro en su estrategia en procesadores y llega al mercado la moto eléctrica de Seat

8 minutos
Un MacBook Pro con el nuevo sistema operativo de Apple.
Un MacBook Pro con el nuevo sistema operativo de Apple.

Qué tienen en común el lanzamiento de la PlayStation 5 y la sesión de inauguración de la Conferencia Mundial de Desarrolladores de Apple? Claro, las dos han estado marcadas por el ritmo que nos continúa imponiendo el coronovirus. Pero, además, en ambos casos ha habido comentarios sobre el movimiento Black Lives Matter y el recrudecimiento de las movilizaciones por la muerte de George Floyd.

En el caso de Sony, el gigante japonés retrasó la presentación una semana; y en el de Apple, Tim Cook, su director ejecutivo, arrancó la presentación hablando de Black Lives Matter y del coronavirus. 

El resto, como se puede entender, siguió por caminos muy diferentes. Pero que confluyen en estas líneas porque los dos han generado informaciones importantes en el mundo de la electrónica. Es cierto que eran noticias esperadas y de las que sólo se esperaba la confirmación y los detalles, pero no por ello han sido menos relevantes.    

Desde hace ya años, parece que las compañías tecnológicas no quieren o no saben guardar sus secretos. Las filtraciones parecen haberse convertido en una herramienta más del marketing y se utilizan para caldear el ambiente en torno a un lanzamiento propio o a uno ajeno. Así ha pasado también con la PS5, de la que se sabía la mayor parte de características desde hacía tiempo. Quedaban flecos y otros datos importantes como el precio, la forma o el tamaño.

El precio todavía está en el aire, aunque los analistas habían fijado una horquilla entre los 500 y los 600, la propia Sony fijó su límite en los 500, así que la filtración de Amazon Francia en la que se dejó ver un PVP de 499,99 euros parece totalmente creíble. No es, ni mucho menos, un asunto poco relevante. Aquí el punto clave está en ganar dinero con la propia máquina o no ganar o incluso perder en cada consola vendida a cambio de los beneficios las licencias y por cada copia vendida de un videojuego. 

En cuanto a la forma: en las redes, durante la presentación de la máquina, levantó opiniones encontradas. Es cierto que no se vio admiración por el diseño. Y cuando se pudo comparar el tamaño... Según el error de la página francesa del monstruo del comercio electrónico Amazon, la PS5 mediría casi medio metro de alta (47,6 centímetros), por 38 de ancha y 12,5 de gruesa. Parece enorme, aunque es menos voluminosa que la actual PS4 Pro, pero bastante más que la Xbox.

Apple, ¿qué hay de nuevo?

La Conferencia Mundial de Desarrolladores de Apple es el escenario en el que la compañía californiana muestra los cambios en sus sistemas operativos y abre las puertas a los desarrolladores externos para que saquen el máximo partido de las nuevas características. 

Este año no ha sido distinto en ese aspecto, aunque las gradas estaban vacías. iOS 14, el sistema operativo que moverá los iPhones a partir de este otoño, ha incluido una serie de características que necesitaba para no quedarse retrasado con respecto a Android. De hecho, la inclusión de un traductor simultáneo en Siri, la función Picture in Picture o la incorporación de widgets ha servido para que los ‘odiadores’ del momento lanzaran acusaciones de que Apple copiaba a Android... 

Sin embargo, los cambios en iOS (sistema operativo de iPhone), iPadOS (de los iPad), WatchOS (de los relojes de Apple), TvOS... han quedado eclipsados por la confirmación de que Apple rompía su alianza de 15 años con Intel y se lanza a construir su propio procesador.

Es un cambio radical, porque no se trata de que cambie de proveedor, como sucedió hace 15 años, cuando sustituyó sus PowerPC fabricados con Motorola e IBM por los procesadores de Intel. Ahora Apple construye su propio Apple Silicon y lo hace sobre arquitectura ARM, la misma que utilizan los SoC (System on a Chip) de los móviles y tabletas, fundamentalmente.

Los primeros modelos equipados con estos procesadores se verán a finales de este mismo año y en un par de años habrán llegado a todo su catálogo. Mientras tanto, el sistema operativo Big Sur para Mac será el encargado de preparar la transición, con el apoyo de Rosetta 2, que permitirá a los equipos Apple Silicon Mac trabajar con los programas escritos para Macintosh con procesadores de Intel de forma automática.

En este recopilatorio de Mi mes Entre Bits & Chips no quería dejar fuera un par de temas. El primero un videojuego: The Last of Us Part 2, primero porque es una auténtica película en la que actúas como protagonista y tus decisiones cuentan. Y además, porque hacía tiempo que no escribía sobre estos temas y me parecen importantes, ya que se trata de una industria comparable en términos económicos y de producción a la cinematográfica. (Por cierto, ya he echado el ojo a un par de títulos que quiero que pasen por mis manos: Ghost of Tsushima y Old World). 

El otro tema es Seat Mó: la automovilista fabrica su primera moto eléctrica y lanza una plataforma para compartir vehículos al estilo de Move o Car2Go.