Entre Bits y Chips    Análisis

Yo quiero un móvil facilito, "pero con WhatsApp, ¿eh?"

No todos los móviles son inteligentes, los hay que sirven para llamar y poco más. Una de las limitaciones más importantes es que no tienen WhatsApp. Hasta ahora.

01 JUN. 2020 - Madrid
12 minutos

Jasper es el móvil que podría tener tu abuela. Tiene más de lo fundamental. Entre otras aplicaciones, el indispensable WhasApp, sin renunciar a teclas grandes, pantalla no táctil de 2,8 pulgadas y texto de tamaño grande, formato de concha para llevarlo fácilmente, base de carga...

El último modelo de móvil para mayores de la alavesa SPC, saca partido de algunas de las nuevas posibilidades de la actual versión del sistema operativo KaiOS. Está basado en Linux y pretende cubrir el hueco que dejan los grandes sistemas operativos tipo Android o iOS, desarrollados por Google y Apple, respectivamente.

Si bien estos últimos evolucionan constantemente hacia nuevas características cada vez más exigentes con respecto al hardware: procesador, pantallas táctiles, memoria RAM.... KaiOS se ha centrado en los más sencillos. Por ejemplo, le basta con 256 megas de RAM y no requiere de pantalla táctil. A pesar de que al manejar un móvil con este sistema operativo uno piense que ha retrocedido 15 años y está con un Nokia o un Ericsson o Motorola de aquellos tiempos, es muy joven. Nació en San Diego, California, en 2017, precisamente para dar respuesta a todos aquellos que querían un móvil básico, barato y con pantalla no táctil para llamar, hacer alguna foto, escribir mensajes y poco más.

En estos tres años, KaiOS ha crecido mucho. Tanto en usuarios como en socios y características. Comenzando por el final, por las características, KaiOS es ahora capaz de conectarse a redes 4G, además de las 3G, a WiFi y, por supuesto, a BlueTooth. Es compatible con más de 300 aplicaciones, entre ellas, la imprescindible en España WhatsApp (también Facebook o Youtube).

De hecho, en el SPC Jasper, vienen instaladas de serie las tres citadas más Google Maps y Google Assistant, otra de las características de las que presume ahora tanto KaiOS como el móvil Jasper. Se puede interactuar mediante la voz. Es una función que se agradece enormemente, porque... ¿alguien se acuerda de cómo se escribía con un teclado de móvil con 10 teclas? Un infierno. Igual que la navegación por menús. Hay que volver a aprender a manejarse con este tipo de teclado. A mí, me ha costado varios intentos redescubrir dónde está la tecla para mayúsculas y acostumbrarme a que pinchando en ella (es la tecla numérica #) se pasa a mayúsculas, teclado numérico y redondas.

El Jasper es un 'feature phone', un móvil previo a los 'smartphones'. Sin embargo, gracias a la última versión de sistema operativo Kai, se le pueden instalar aplicaciones dedicadas a la información, la salud, el deporte, juegos... y, sobre todo redes sociales y mensajería instantánea.

La joya de las aplicaciones en España es WhatsApp. Es ya un imprescindible para que los abuelos se mantengan en contacto con el resto de la familia a través de uno o varios grupos. Y WA cuenta con un botón dedicado en este móvil. Basta abrirlo (tiene formato concha y se puede abrir con una sola mano) y en la zona central, en verde y con una estrella blanca en el centro está el botón de favoritos que nos lleva directos a WA.

Antes, claro, tenemos que configurar la app. Para cualquier usuario avanzado es sencillísimo, pero no estaría mal que incluyeran una guia en papel en la caja para los más mayores. En esa guía, se debería especificar que consume datos. Y aquí tenemos un pequeño problema. Ya que la mayoría de los abuelos tienen tarifas da voz o con datos limitados y sabemos que WhatsApp es una de las app que más datos consumen (mi almacenamiento supera ahora los 16,5 GB. Y no soy el mayor usuario de esta app).

La radio es también muy apreciada entre los más mayores y Jasper cuenta con ella. Pero, como probablemente sean los hijos quienes se lo regalen, lo que más tranquilidad les va a dar es el botón de SOS configurable en la parte trasera. Cuando se pulsa irá haciendo una ronda entre los cinco números seleccionados hasta dar con alquien.

Mide diez centímetros por 5,7 x 2 de grueso y pesa 127 gramos con la batería incluida. Es como los móviles de antes también en la batería: es extraíble y de hecho hay que sacarla para poder insertar la tarjeta SIM y la de memoria. La SIM es de tamaño micro (la intermedia) y admite tarjetas de memoria de hasta 32 gigas. El sistema le permite almacenar hasta 1.000 contactos.

En cuanto a la batería, tiene una capacidad de 1.600 miliamperios, pero le da energía de sobra para dos días. Se puede cargar directamente mediante el puerto microUSB con el alimentador que viene en la caja o con una cuna de carga. Parece que no, pero es un elemento muy útil: al llegar a casa se deja en un lugar fijo, así no hay que andar buscándolo y, al salir de casa es muy fácil establecer la rutina de cogerlo de la base.

Tiene dos pantallas, la principal en el interior y otra en la parte exterior, que sólo sirve para notificar llamadas o mensajes entrantes, el estado de la batería y la hora, pero no se puede interactuar con ella. Es una pena, porque encima de ella está la cámara y se podría haber utilizado la pantalla junto a la cámara para hacer selfies, pero no lo permite.

La pantalla interior es de 2,8 pulgadas con una resolución suficiente para su tamaño y lo que se pide de ella: 320 x 240 píxeles. La exterior es la mitad: 1,44 pulgadas y 128 x 128 píxeles de resolución.

Tiene una cámara muy justita, aunque no han comunicado la resolución del sensor, con zoom digital (está, pero no es muy conveniente utilizarlo porque no va a dar buena calidad de imagen).

El teclado es muy cómodo: teclas bien grandes y con los números de un tamaño suficiente para verlos incluso sin las gafas. Además del botón verde de favoritos, el más destacado es el del cursor. Tiene un anillo externo para moverse en las cuatro direcciones (derecha, izquierda, arriba y abajo) y el central es el de aceptar. Además, si se mantiene, se activa el asistente por voz Google Assistant. Tiene grandes ventajas, ya que puede permitirse saltarse el uso del teclado (se le puede pedir por voz que llame a un contacto determinado, que navegue a una página web...). Sin embargo, es muy fácil pinchar en el botón central al ir a utilizar el anillo del cursor para desplazarse en cualquier sentido.

De este tipo de móviles no se puede esperar que sean conpatibles con la 5G, pero en cambio, sí lo es con 4G, además de WiFi y BlueTooth 4.2.
Al margen de la inexistencia de opción de utilizar la única cámara que tiene para hacer selfies, otro punto débil de este Jasper es la seguridad. No tiene lector de huellas, ni tan siquiera te pide establecer un PIN de desbloqueo, más allá del de la tarjeta SIM. A cambio, tiene un botón dedicado para activar el flash de la cámara como linterna.

Habitualmente, el precio de estos móviles solía ser muy bajo, pero las mejoras que permite la actualización del sistema operativo KaiOS hacen que se haya elevado hasta los 99,90 euros, que lo acerca a los precios de los smartphones más básicos.

Valoraciones

Rendimiento:        2
Usabilidad:            3
Precio:                   2,5
Resistencia:           3
Diseño:                  2,5
Valoración total:    3
Valoraciones de  0 a 5
Se ha tenido en cuenta el público específico al que se dirige.